viernes, 23 de noviembre de 2018

¿Es terapéutico el Tai Chi con espada?












Tai Chi con espada, es tan terapéutico como Tai Chi Chuan con mano vacía. 
En la experiencia y opinión de muchos practicantes, incluso más, en algunos aspectos como en estados emocionales de miedo, inseguridad, opresión, etc. 
Los movimientos de la secuencia de la espada proporciona una sensación de mayor libertad, valentía, seguridad, autoconfianza entre otros beneficios emocionales.


Por otro lado, el ejercicio físico y mental también es mayor,  porque a tener un instrumento en la mano, requiere mayor atención, concentración, equilibrio, armonía que con la mano vacía.
La espada es un peso y espacio adicional a la prolongación del brazo y mano derecha y requiere una compensación de tensión relajada del brazo y mano izquierda para mantener la columna erguida y recta, lo que fortalece de una forma suave las masa musculares de todo el cuerpo en general y en particular los deltoides, pectorales, trapecios y dorsales.


martes, 13 de noviembre de 2018

Invertir en perder

No Hay idea en la enseñanzas del profesor Cheng más profunda que
"Invertir en perder"
Pero ninguna más difícil de practicar.
Se nos pedía abandonar no solo nuestras defensas físicas, sino las psicológicas también: las rígidas auto-imágenes y escudos que habíamos erigido.
No importa que tan decididos estemos a dejarlas, la mente se rebela.
Creemos que necesitamos esas defensas, sin las cuales seremos destruidos.
Creemos que si nos permitimos a nosotros mismos ser vulnerables y permitimos entrar al otro, seremos aniquilados. En lugar de fluir desde nuestro verdadero y creativo poder, nos escondemos, defendemos y manipulamos.
Cheng Man Ching

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Pequeñas Dificultades

El que no tiene paciencia ante pequeñas dificultades, 
fracasa ante grandes problemas.

martes, 6 de noviembre de 2018

Comienza tu día distinto


Adaptado de Tai Chi For Health
Planea un poco de tiempo extra para la transición de la quietud del sueño al movimiento.
Levántate lentamente de la cama.
Parate.
Muevete; lento, suave, sutil y constante.
Apoya y relaja todo el cuerpo.
Practica la quietud interna y externa.
No inundes la mente con las actividades del día.
Déjalo Estar.
Estate presente.
Respira suavemente
Siente tu CHI
Periódicamente a lo largo del día, vuelve a tu centro.
Suelta y vuelve.
Vuelve y suelta.
Solo podemos practicar ahora.
El pasado es un recuerdo y el futuro, un sueño.
Sin arrepentimientos. Sin expectativas.


sábado, 3 de noviembre de 2018

Cambio



Todas las interacciones que afectan la estabilidad y el orden en el flujo del cambio, son ritmos.
Hay menguante y creciente, sístole y diástole: cambio ordenado. 
Este último se mueve dentro de límites y rebasar estos límites significa la destrucción y la muerte, sobre la cual sin embargo, se crean nuevos ritmos. 

La obstrucción proporcional de los cambios establece un orden típico espacial, no solo temporal: como las olas del mar, las estrías de la arena sobre las cuales las olas se han deslizado en vaivén, la nube estriada de negro y con flecos. 

El contraste entre carencia y plenitud, entre lucha y realización, del ajuste después de una irregularidad consumada, forman el drama en el que acción, sentimiento y significación son una sola cosa. 

El resultado es el equilibrio y el contra equilibrio, que no es ni estático ni mecánico. 

Ambos expresan un poder que es intenso porque se mide a través de la superación de la resistencia. 

Los objetos del entorno son provechosos o dañinos.

John Dewey
 Foto Qi Xian Shan, Hainan, China 2017

viernes, 2 de noviembre de 2018

Las trece nobles instrucciones de las artes marciales internas

Las trece nobles instrucciones de las artes marciales internas
DEL TAI-CHI AL TAO


1. No es un artista marcial quien carece de la humildad del guerrero, pues nuestro camino es la virtud, nunca la violencia. Utiliza tu arte para expresarte, para crecer como artista y desarrollar al máximo tus facultades.
2. No es un artista marcial quien no ha aprendido a dominar su propio ego, pues para encantar serpientes antes debes haberte hecho inmune al veneno que llevan dentro. Respeta, por tanto, todas las artes marciales, aunque no sean la tuya, y todo deporte, pues cada uno se complementa.
3. No es un artista marcial quien no vela por la seguridad de su compañero y, en el entrenamiento, sólo busca su propio progreso.
4. No es un artista marcial quien no dedica más tiempo a meditar que a entrenar las formas, pues el cuerpo depende de la mente, y la mente del espíritu, por eso debemos llegar al lugar donde el espíritu mora para ser fuertes tanto por dentro como por fuera.
5. No es un artista marcial el que se mueve solo por la violencia y busca siempre una justificación para ejercerla. Nuestra meta es la paz, y luchamos por defenderla.
6. No es un artista marcial quien no se deja guiar por la compasión, pues este camino es muy peligroso, hay demonios en cada esquina de fuera y en cada rincón de dentro.
7. No es un artista marcial quien no entrena con plena atención, constancia y esfuerzo. No es un artista marcial quien no hace sagrado su entrenamiento.
8. No es un artista marcial quien se deja seducir por las pasiones mundanas como el vino y el buen yantar. Un verdadero maestro se pasa todo el día velando y la noche despierto.
9. No es un artista marcial quien hace exhibición de sus armas, y de sus cualidades crea espectáculo. La espada sólo debe ser desenvainada cuando vaya a ser utilizada. 
10. No es un artista marcial el avaro, el maledicente, el codicioso, el ruin, el mentiroso, el pérfido, el violento, el lujurioso ni el estafador. Por el sendero de la perfección han caminado multitud de hombres y mujeres notables. No hay cabida aquí para el ladrón y el egoísta.
11. No es un artista marcial quien se considera un artista marcial, solo quien aspira a serlo. De igual forma, no es un maestro quien dice serlo. Solo el eterno discípulo llegará a ser un maestro. 
12. No es un artista marcial quien mira a la cintura (cinturón) en lugar de al corazón (alma).
13. No es un artista marcial quien no ha comprendido que este camino es una vía de perfección, que nosotros entrenamos buscando la sabiduría, el amor y la compasión. No es un artista marcial quien no ha comprendido que todo esto forma parte del Tao, y que la unión mística es nuestra meta, pues ahí reside la iluminación. Nosotros formamos parte de la naturaleza y la naturaleza es parte del Tao. El Tao es belleza, armonía y vida. Cuando te unes al Tao no puede haber dos. Entonces, cuando veas a alguien haciendo el bien, estarás viendo al propio Budha. Y cuando te veas a ti mismo haciendo el bien, estarás haciendo la labor del Budha y sabrás que el Budha y el Tao no son diferentes de ti, sino que están en ti y tú en Ellos.