jueves, 12 de diciembre de 2019

Nuestra propia violencia



















En este contexto social creo que el arte marcial continúa siendo importante como un área donde explorar nuestra propia violencia y buscar la forma de ir más allá, hacia la paz.
Eso es lo que aparece casi siempre cuando entro en este terreno con mis alumnos:
La posibilidad de investigar este tema en profundidad, mucho más allá de las creencias, y esto es algo muy difícil.
Porque alguien puede creer firmemente en la paz y pensar que tiene superada su propia violencia interior, pero después, en el trato con la familia o con los seres cercanos surgen la rabia, la impaciencia, las palabra crueles...
Esto nos ocurre a todos.
Hay una gran distancia entre lo que creemos y lo que vivimos, y me parece que las artes marciales nos ofrecen un espacio donde ponernos a jugar y revelarle al otro, y también a nosotros mismos, los patrones que tenemos.
Y después, cuando fuera del entrenamiento surja algo negativo y llegue el momento de aplicar todo esto, en vez de reaccionar con violencia, al menos seremos capaces de detenernos un instante y responder de otra manera.

Tew Bunnag

sábado, 7 de diciembre de 2019

El gato y el tigre

La pérdida de valores transformada en deslealtad o avaricia solo deshonran y  dejan en evidencia para siempre.

Cuenta la historia que el gato le enseño a pelear al tigre cuando este aún era pequeño.
Le mostro las artes milenarias y olvidadas de los felinos, el tigre manifestó la excelsa gallardía del más imponente de todos los de su especie.
Cientos de lunas pasaron.
Y el Tigre se hizo grande y fuerte.
Entonces llegaron los malos tiempos, en los que la razón es empañada por la turbiedad del alma, y sucedió que el tigre se enfrentó a su maestro el gato.
Desigual batalla, inminente desenlace.
Entonces, cuando todos los preceptos que el mentor había depositado en el prominente pupilo decididamente se habían venido en su contra, utilizó su secreto mejor guardado, esa parte del conocimiento que nunca le explicó a su alumno, ese camino misterioso que cada maestro hace de su luminosa senda, y en un bosquejo de excepcional determinación de su sin igual grandeza; el gato trepo al árbol, dejando en el suelo al tigre, quien nunca más pudo alcanzarle, el maestro vivió en su nuevo sitio, las alturas y el mal alumno, en los suelos... 


Moraleja

 Nunca enseñes todo lo que sabes ni muestres todo lo que eres 
porque a veces ese silencio puede hacer la diferencia entre 
Grandeza e Ineptitud.
 


miércoles, 4 de diciembre de 2019

El Maestro Chen Fake

www.wushu.cl

El Maestro Chen Fake solía decir:
‘El método para la vida debe echar raíz en la honestidad.
El método para tratar a las personas ha de basarse en la modestia y la cooperación.
Sin honestidad no hay confianza; sin modestia no hay progreso; y sin cooperación no habrá amistad.
La modestia y la cooperación han de basarse en la honestidad y no en la hipocresía’.


Recuerdos Del Aprendizaje

Hong Junsheng