jueves, 13 de diciembre de 2018

La fuente de tu habilidad


Sea que te encuentres dirigiendo un grupo 
o por tu cuenta en la vida diaria, necesitas estar consciente.
Necesitas estar alerta de cuanto ocurre y 
de cómo ocurren las cosas para que 
puedas actuar consecuentemente.
Podrás librarte de toda complicación, 
y al mismo tiempo ser vital y eficaz.
Recuerda que también tú eres un proceso natural.
La atención a cómo ocurren las cosas 
incluye la atención de ti mismo.
Tu vida se desarrolla de acuerdo con 
el mismo principio que gobierna todo desarrollo.
Estás plantado en el mismo suelo común a toda la Creación.
Ser como todo lo demás implica que eres ordinario.
Pero el conocimiento y la conciencia de que eres 
como todas las cosas es extraordinario.
Y saber cómo es la universalidad, 
y tener el sentido de actuar en consecuencia 
y la fuente de tu poder, de tu resistencia, 
y de tu excelencia.
La conciencia, el estado de alerta, 
son pues tu fuente de habilidad.
Aprende a aumentar cada vez más tu conciencia.

John Heider

miércoles, 12 de diciembre de 2018

La mejor versión de ti mismo


No compitas con nadie.
No tienes que demostrarle nada a nadie.
No tienes que llegar donde otro llegó.
Sólo tienes que superar tus propios límites y ser la mejor versión de ti mismo.

martes, 4 de diciembre de 2018

Cuando muchos te lo dicen y te lo empezás a creer


Tengo un amigo que tuvo su momento de mega famoso en el ambiente de la música.
Tenía un nombre artístico, supongamos que se llamaba Womo. Y como era mega famoso obtenía algunos privilegios que los "mortales" no teníamos. En los tiempos que duró su mega fama pude compartir varias instancias de ensayos, viajes, cenas con productores, coreógrafos, bailarinas, etc.
¿Y esto que tendrá que ver con las artes marciales, te preguntas?. Paciencia, ya lo explico.
Mientras todos los que trabajaban para él lo llamaban por su nombre fantasía. Su productor (o sea, quien ponía el dinero) lo llamaba, delante de los demás e incluso cenando en un restaurant, por el apellido.
Es decir que mucha mucha gente lo llamaba Womo, pero su productor lo llamaba Peréz.
Además hasta "abusaba" de nombrar su apellido. Qué bien que salió este tema Peréz. Qué bueno que llenamos el teatro Peréz. Peréz, alcanzame la sal. Etc.
Yo no entendía porque el productor lo llamaba así, cuando lo podía llamar por su primer nombre, José, supongamos. Pero no, el productor insistía con el apellido.
Hasta que un día le pregunté. Y la respuesta fue:
Para que no se olvide quien es. Él es Peréz, no Womo.
Llenar teatros, tener fans, tener dinero, chicas que gritan tu nombre, gente que canta tus canciones, marea mucho. Varios se confunden y se creen el personaje. Llamarlo por su apellido es mantener presente de donde viene.
Haciendo un paralelismo ¿a cuántos les sucederá lo mismo cuando se hacen llamar kyoshi, renshi, shihan, etc? Y si los llaman, podrían aclarar que los llamen así solo en el dojo o en momentos relacionados con la práctica. No en una pizzería.
Porque el problema, no es el título o cargo que marque mayor práctica o conocimiento.
El problema viene cuando muchos te lo dicen y te empezas a creer el personaje, te mareas, y te crees más que los demás.

 
César González Monteghirfo


lunes, 3 de diciembre de 2018

Todavía no estás preparado


En un monasterio budista dos discípulos destacaban particularmente por su brillante inteligencia, si bien, fuera muy diferente el uno del otro.

El primero solía pedir al abad que le dejara salir del monasterio para ver el mundo y en él poder poner en práctica su zen. El otro se contentaba con la vida monástica y, aunque le hubiera gustado ver el mundo, esto no le creaba ningún afán en absoluto.

El abad, que nunca había accedido a los pedidos del primer monje, pensó un día que tal vez los tiempos eran maduros para que los jóvenes monjes fueran puestos a prueba. Les convocó, anunciándoles que había llegado el momento de que se fueran por el mundo durante todo un año. El primer monje exultaba. Dejaron el templo el día siguiente al amanecer.

El año transcurrió rápido y los dos monjes regresaban al monasterio con muchas experiencias para contar. El abad quiso verles para conocer lo que ese año había supuesto para ellos y qué habían descubierto durante su estancia en el mundo laico.

El primer monje, el que quería conocer el mundo material, dijo que la sociedad está llena de distracciones y tentaciones, y que es imposible meditar ahí fuera. Para practicar el zen no existe mejor lugar que el monasterio.

El otro, por el contrario, dijo que salvo algunos aspectos superficiales no encontró gran diferencia a la hora de meditar y practicar el zen en el mundo exterior. Por tanto, a su parecer, quedarse en el templo o vivir en sociedad, le resultaba igual.

Tras haber escuchado ambos relatos, el abad les dio a conocer su decisión: al segundo monje le concedió la autorización para que se fuera. Al primero le dijo: "será mejor que tú te quedes aquí, todavía no estás preparado".


Un excelente maestro


Un excelente maestro es aquel que enseñando poco,
hace nacer en el alumno el deseo grande de aprender…

Arturo Graf



viernes, 23 de noviembre de 2018

¿Es terapéutico el Tai Chi con espada?












Tai Chi con espada, es tan terapéutico como Tai Chi Chuan con mano vacía. 
En la experiencia y opinión de muchos practicantes, incluso más, en algunos aspectos como en estados emocionales de miedo, inseguridad, opresión, etc. 
Los movimientos de la secuencia de la espada proporciona una sensación de mayor libertad, valentía, seguridad, autoconfianza entre otros beneficios emocionales.


Por otro lado, el ejercicio físico y mental también es mayor,  porque a tener un instrumento en la mano, requiere mayor atención, concentración, equilibrio, armonía que con la mano vacía.
La espada es un peso y espacio adicional a la prolongación del brazo y mano derecha y requiere una compensación de tensión relajada del brazo y mano izquierda para mantener la columna erguida y recta, lo que fortalece de una forma suave las masa musculares de todo el cuerpo en general y en particular los deltoides, pectorales, trapecios y dorsales.


martes, 13 de noviembre de 2018

Invertir en perder

No Hay idea en la enseñanzas del profesor Cheng más profunda que
"Invertir en perder"
Pero ninguna más difícil de practicar.
Se nos pedía abandonar no solo nuestras defensas físicas, sino las psicológicas también: las rígidas auto-imágenes y escudos que habíamos erigido.
No importa que tan decididos estemos a dejarlas, la mente se rebela.
Creemos que necesitamos esas defensas, sin las cuales seremos destruidos.
Creemos que si nos permitimos a nosotros mismos ser vulnerables y permitimos entrar al otro, seremos aniquilados. En lugar de fluir desde nuestro verdadero y creativo poder, nos escondemos, defendemos y manipulamos.
Cheng Man Ching

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Pequeñas Dificultades

El que no tiene paciencia ante pequeñas dificultades, 
fracasa ante grandes problemas.

martes, 6 de noviembre de 2018

Comienza tu día distinto


Adaptado de Tai Chi For Health
Planea un poco de tiempo extra para la transición de la quietud del sueño al movimiento.
Levántate lentamente de la cama.
Parate.
Muevete; lento, suave, sutil y constante.
Apoya y relaja todo el cuerpo.
Practica la quietud interna y externa.
No inundes la mente con las actividades del día.
Déjalo Estar.
Estate presente.
Respira suavemente
Siente tu CHI
Periódicamente a lo largo del día, vuelve a tu centro.
Suelta y vuelve.
Vuelve y suelta.
Solo podemos practicar ahora.
El pasado es un recuerdo y el futuro, un sueño.
Sin arrepentimientos. Sin expectativas.


sábado, 3 de noviembre de 2018

Cambio



Todas las interacciones que afectan la estabilidad y el orden en el flujo del cambio, son ritmos.
Hay menguante y creciente, sístole y diástole: cambio ordenado. 
Este último se mueve dentro de límites y rebasar estos límites significa la destrucción y la muerte, sobre la cual sin embargo, se crean nuevos ritmos. 

La obstrucción proporcional de los cambios establece un orden típico espacial, no solo temporal: como las olas del mar, las estrías de la arena sobre las cuales las olas se han deslizado en vaivén, la nube estriada de negro y con flecos. 

El contraste entre carencia y plenitud, entre lucha y realización, del ajuste después de una irregularidad consumada, forman el drama en el que acción, sentimiento y significación son una sola cosa. 

El resultado es el equilibrio y el contra equilibrio, que no es ni estático ni mecánico. 

Ambos expresan un poder que es intenso porque se mide a través de la superación de la resistencia. 

Los objetos del entorno son provechosos o dañinos.

John Dewey
 Foto Qi Xian Shan, Hainan, China 2017

viernes, 2 de noviembre de 2018

Las trece nobles instrucciones de las artes marciales internas

Las trece nobles instrucciones de las artes marciales internas
DEL TAI-CHI AL TAO


1. No es un artista marcial quien carece de la humildad del guerrero, pues nuestro camino es la virtud, nunca la violencia. Utiliza tu arte para expresarte, para crecer como artista y desarrollar al máximo tus facultades.
2. No es un artista marcial quien no ha aprendido a dominar su propio ego, pues para encantar serpientes antes debes haberte hecho inmune al veneno que llevan dentro. Respeta, por tanto, todas las artes marciales, aunque no sean la tuya, y todo deporte, pues cada uno se complementa.
3. No es un artista marcial quien no vela por la seguridad de su compañero y, en el entrenamiento, sólo busca su propio progreso.
4. No es un artista marcial quien no dedica más tiempo a meditar que a entrenar las formas, pues el cuerpo depende de la mente, y la mente del espíritu, por eso debemos llegar al lugar donde el espíritu mora para ser fuertes tanto por dentro como por fuera.
5. No es un artista marcial el que se mueve solo por la violencia y busca siempre una justificación para ejercerla. Nuestra meta es la paz, y luchamos por defenderla.
6. No es un artista marcial quien no se deja guiar por la compasión, pues este camino es muy peligroso, hay demonios en cada esquina de fuera y en cada rincón de dentro.
7. No es un artista marcial quien no entrena con plena atención, constancia y esfuerzo. No es un artista marcial quien no hace sagrado su entrenamiento.
8. No es un artista marcial quien se deja seducir por las pasiones mundanas como el vino y el buen yantar. Un verdadero maestro se pasa todo el día velando y la noche despierto.
9. No es un artista marcial quien hace exhibición de sus armas, y de sus cualidades crea espectáculo. La espada sólo debe ser desenvainada cuando vaya a ser utilizada. 
10. No es un artista marcial el avaro, el maledicente, el codicioso, el ruin, el mentiroso, el pérfido, el violento, el lujurioso ni el estafador. Por el sendero de la perfección han caminado multitud de hombres y mujeres notables. No hay cabida aquí para el ladrón y el egoísta.
11. No es un artista marcial quien se considera un artista marcial, solo quien aspira a serlo. De igual forma, no es un maestro quien dice serlo. Solo el eterno discípulo llegará a ser un maestro. 
12. No es un artista marcial quien mira a la cintura (cinturón) en lugar de al corazón (alma).
13. No es un artista marcial quien no ha comprendido que este camino es una vía de perfección, que nosotros entrenamos buscando la sabiduría, el amor y la compasión. No es un artista marcial quien no ha comprendido que todo esto forma parte del Tao, y que la unión mística es nuestra meta, pues ahí reside la iluminación. Nosotros formamos parte de la naturaleza y la naturaleza es parte del Tao. El Tao es belleza, armonía y vida. Cuando te unes al Tao no puede haber dos. Entonces, cuando veas a alguien haciendo el bien, estarás viendo al propio Budha. Y cuando te veas a ti mismo haciendo el bien, estarás haciendo la labor del Budha y sabrás que el Budha y el Tao no son diferentes de ti, sino que están en ti y tú en Ellos.



domingo, 28 de octubre de 2018

Deja que tu mente

Deja que tu mente piense lo que quiera pensar y no permitas que las demandas de otras personas dicten tu pensamiento.

viernes, 26 de octubre de 2018

La Gran Vía no es difícil

La Gran Vía no es difícil, pero hay que evitar tener preferencias.
La Vía es clara cuando amor y odio no están presentes.
Si haces una mínima distinción, cielo y tierra se separan hasta el infinito.
Estar a favor o en contra es la enfermedad del espíritu.
Si no entiendes el significado profundo de las cosas, no podrás apaciguar tu espíritu.
La Vía, infinita como el espacio, es perfecta y nada falta o sobra en ella.
Al desear o rechazar las cosas no las vemos como son.
No busques el mundo de los fenómenos.
No te apegues a la vacuidad.
Permanece tranquilo y sin esfuerzo en el Uno y esas ideas desaparecerán por sí solas.
Cuando quieres estar en la quietud, ésta engendra actividad.
Si estás en un extremo o en otro, no podrás conocer el Uno.

Ni existente, ni no existente.
En todas partes y siempre delante de nuestros ojos.
Lo infinitamente pequeño y lo infinitamente grande son lo mismo. Sin límites.
La existencia es la no-existencia.
La no-existencia es existencia.
Uno en todas las cosas.
Todas las cosas Uno.
Si comprendes esto, no te preocuparás por la imperfección.
La fe es no-dos.
Lo que no es no-dos no es el espíritu de la fe.

Más allá del lenguaje,
Ni pasado, ni presente, ni futuro.

Seng-Ts’an
Tercer Patriarca Chan


martes, 23 de octubre de 2018

La decisión correcta


-Maestro, ¿cómo puedo saber si tomé la decisión correcta?
-La paz será tu termómetro.