lunes, 18 de febrero de 2019

Avanzando dos centímetros cada día.

¿De qué sirve avanzar dos centímetros en un viaje de dos mil años luz?
Y sin embargo estamos aquí para recorrerlos.
Cada día, dos centímetros.
Ese es el sentido de nuestras vidas:
Saber que dos mil años luz no son más que el principio del viaje, y permanecer imperturbables. Avanzando dos centímetros cada día.


sábado, 16 de febrero de 2019

El saludo en las artes marciales chinas


La tradición y la etiqueta en las artes marciales es, a veces, un área complicada y difusa, especialmente en las artes marciales chinas.Incluso, para una persona ajena a la cultura, puede ser aun peor.
Las relaciones entre maes­tros y estudiantes han cambiado con la modernización de China y sin embargo, muchas de las prácticas han sido conservadas con fuertes lazos con el pasado.
Por estos días, durante el entrenamiento en China, las relaciones entre los estudiantes y los maestros tienden a ser más relajadas y no demasiado formales.
Tampoco el entrenamiento es como la obediencia militar, como en el pasado.
Se espera de los estudiantes, que muestren respeto a los discípulos; se espera de los discípulos que muestren respeto a los discípulos mayores; y que todos muestren respeto por el maestro.
Este respeto es demostrado por simple cortesía y es un reconocimiento a aquellos por encima de uno que han invertido más tiempo con el maestro.
La habilidad es generalmente respetada por todos, sin importar la edad o la antigüedad.


Tomado del muro de Amanda Cabrera

martes, 12 de febrero de 2019

El esfuerzo y su recompensa.

Pensamiento del Dragón y el Guerrero

El esfuerzo siempre tiene su recompensa, él es cosa de valientes, de aquellos que no tienen miedo al fracaso, sino que lo ven como una oportunidad para levantarse y aprender de la experiencia para continuar adelante hasta lograr lo soñado.
Esta es su recompensa.
El esfuerzo nos permite entender que siempre se puede dar un paso más, que no somos de los que se quedan en el camino, de los que vence el cansancio, que al final del arco iris siempre hay un tesoro que encontrar y que allí nos esta esperando.
Esta es su recompensa.
El esfuerzo no nos deja ver puertas cerradas, nos permite ver puertas por abrir. Que por cada puerta que se cierra otras tantas se abrirán para encontrar lo que buscamos.
Esta es su recompensa.
El esfuerzo nos enseña a ver los problemas como: asuntos por resolver. Asuntos que al ser solucionados, nos permitirán avanzar al logro de nuestro objetivo.
Esta es su recompensa.
El esfuerzo nos hace sordos a las voces del fracaso y ciegos a las nubes negras que auguran una tempestad. Solo nos permite escuchar que sí lo lograremos, que solo falta un poco mas, y nos permite visualizar no el monte por escalar sino, la satisfacción y alegría de estar en la cima.
Esta es su recompensa.

Mientras más practiquemos mejores seremos.


La manera en la que se practica Tai Chi Chuan lleva a desarrollar diferentes tipos de equilibrio.
Las posturas individuales de Tai Chi proveen la oportunidad a los practicantes de mejorar el ‘equilibrio estático’ con diferentes grados de dificultad.
Las formas de Tai Chi Chuan, que son secuencias de posturas conectadas armónicamente través del movimiento, desafia las capacidades del ‘equilibrio dinámico’.
Practicar Tai Chi Chuan en grupo y en diferentes ambientes proporciona una práctica para el desarrollo del ‘equilibrio adaptativo’. 
A través del Tui Shou (manos empujantes) se genera una práctica más rigurosa que pone en juego los tres tipos de equilibrio.
Como todo practicante de Tai Chi Chuan  sabe, todo se gana con la práctica.
La práctica es impulsada por la motivación.
Y la motivación es impulsada por el espíritu.
‘Si eres capaz de elevar tu espíritu y practicar Tai Chi Chuan todos los días, tu equilibrio mejorará considerablemente. 



lunes, 11 de febrero de 2019

Las 4 virtudes del TAO.











La primera, es la reverencia por toda vida; ésta se manifiesta como Amor incondicional y respeto por uno mismo, y por todos los demás seres.
La segunda, es la sinceridad natural; ésta se manifiesta como honradez, simplicidad y lealtad.
La tercera, es la mansedumbre; ésta se manifiesta como bondad, consideración por los demás y sensibilidad hacia la Verdad Espiritual.
La cuarta, es la actitud de ayuda, ésta se manifiesta como servicio a los demás sin expectativa de recompensa.
Las cuatro virtudes, no constituyen un dogma externo, sino que forman parte de tu naturaleza original.
Cuando se practican, originan Sabiduría y evocan las cinco bendiciones:
Salud
Riqueza
Felicidad
Longevidad
Paz
Lao Tsé

Tomado del muro de Rafael Rivas



viernes, 8 de febrero de 2019

La verdadera vía del guerrero



‘El camino del guerrero’ ha sido malinterpretado.
No sirve para matar y destruir a los demás.
Los que intentan competir y superar a los demás cometen un terrible error.
Destruir, herir o destruir es lo peor que un ser humano puede hacer.
El 'verdadero camino del Guerrero' es prevenir este desastre, es el arte de la paz, es la fuerza del amor.
Morihei Ueshiba, 1883-1969



 


 

lunes, 4 de febrero de 2019

El maestro interno


Pasamos mucho tiempo buscando afuera lo que yace en nuestro interior.
Encontrar al maestro interior es cavar a fondo a nuestras raíces, y encontrar dentro de nosotros mismos las respuestas.
Podemos aprender de otros las técnicas, adquirir de otros el conocimiento, pero no debemos adormecer por la enseñanza de otros, la propia capacidad de recrear, de reestructurarnos, de evolucionar, de crear.
El maestro interno conoce al alumno, le corrige, y si bien guía el camino, lo señala sin forzar, susurra lo conveniente, lo peligroso, el riesgo. 
Y no descansa. 
Trabaja amorosamente a fin de llevar el kung fu a todos los niveles de conciencia.

Desconozco el autor


domingo, 3 de febrero de 2019

Los 'tres centros' del cuerpo

Chinese Whispers 珠落玉盤
Los practicantes deben tener en claro los conceptos, funciones y efectos básicos de los "tres centros" del cuerpo, es decir, la línea central del cuerpo, el centro de gravedad y el eje central.
La línea central del cuerpo, desde la frente (Dan Tian superior), la nariz, el centro del pecho (Dan Zhong) hasta el perineo, actúa como una línea de simetría que distingue entre el lado izquierdo y el lado derecho del cuerpo.
Durante la práctica, las manos son como dos puertas, cada una a cargo de un lado del cuerpo y no pueden cruzar la línea media.
Tan pronto como la muñeca cruza la línea media, el antebrazo pierde su punto de apoyo y la mano pierde su fuerza.
Esta línea puede no ser muy importante para los practicantes ocasionales, pero tiene una gran importancia en la habilidad de lucha.
El dicho a menudo "custodiar el centro" se refiere a esta línea media defensiva.
El centro de gravedad se mantiene a través de la alineación del Bai Hui (en la parte superior de la cabeza) y el Yong Quan (en la parte inferior de los pies). La alineación es más obvia vista desde el lado, desde el Bai Hui, la oreja, el hombro, la pierna hacia el Yong Quan.
Mantenga el centro de gravedad para una buena postura y estabilidad.
La desalineación suele deberse a la incapacidad de aflojar y activar el kua, lo que empuja las rodillas hacia delante y hacia afuera.
El eje central es la línea que une a Bai Hui con Hui Yin, y es el eje vertical del cuerpo.
La parte superior del cuerpo gira hacia la izquierda o hacia la derecha con la ayuda de la rotación de kua a través del eje vertical, impulsando el movimiento de ambas manos.
El eje vertical debe mantenerse recto, posible gracias a los requisitos fundamentales con los que la mayoría de los practicantes están familiarizados: relajar el cuello y mantener la cabeza en alto; afloje los hombros y hunda los codos; contener el cofre y asentar la espalda; Afloje el kua y redondee la entrepierna.
A menudo hay confusiones entre el eje central y el centro de gravedad. Si el eje central toma la función del centro de gravedad, el cuerpo se convertirá en un palo en lugar de un resorte.

La columna vertebral tampoco debe confundirse con el eje central.

'Practitioners should be clear about the basic concepts, functions and effects of the “three centres” of the body, i.e., the centre line of the body, the centre of gravity, and the central axis.
The centre line of the body, from the forehead (Upper Dan Tian), the nose, centre of the chest (Dan Zhong ), to the perineum, acts as a symmetry line that distinguishes between the left and right side of the body. During practice, the hands are like two doors, each in charge of one side of the body and cannot cross the middle line. As soon as the wrist crosses the midline, the forearm loses its fulcrum and the hand loses its strength. This line may not be very important to the casual practitioners but it has a great significance in fighting skill. The often-said “guarding the centre” refers to this defensive middle line.
The centre of gravity is maintained through the alignment of the Bai Hui (at the top of the head) and the Yong Quan (at the bottom of the feet). The alignment is more obvious viewed from the side, from the Bai Hui, the ear, shoulder, down the leg into the Yong Quan. Maintain the centre of gravity for good posture and stability. Misalignment is usually through the inability to loosen and activate the kua, thus pushing the knees forwards and outwards.
The central axis is the line linking Bai Hui to Hui Yin, and is the vertical axis of the body. The upper body turns left or right with the help of kua rotation through the vertical axis, driving the movement of both hands.
The vertical axis must be kept straight, made possible by adhering to the fundamental requirements that most practitioners are familiar with: relax the neck and keep the head up; loosen the shoulders and sink the elbows; contain the chest and settle the back; loosen the kua and round the crotch.
There are often confusions between the central axis and the centre of gravity. If the central axis takes the function of the centre of gravity the body will become a stick rather than a spring. The spine is also not to be mistaken as the central axis.'


jueves, 31 de enero de 2019

El regalo


Preguntó el alumno:
-Maestro, si alguien se acerca a ti con un regalo,
y tú no lo aceptas... ¿A quién pertenece el regalo?
-A quien intentó entregarlo.
Respondió el Maestro, y agregó:
-Y lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos. 
Cuando no son aceptados, continuan perteneciendo a quien los cargaba consigo.

jueves, 24 de enero de 2019

Las buenas razones por las que 'tai chi' puede ser tu deporte ideal


Seguro que más de una vez hemos sentido admiración cuando vemos a gente, incluso de edad avanzada, que practica tai chi. Cómo son capaces de controlar su cuerpo con movimientos plásticos, lentos y en armonía. En China, se cree que el tai chi puede retrasar el envejecimiento y prolongar la vida, incrementar la flexibilidad, fortalecer los músculos y los tendones, y ayudar a mejorar ciertas enfermedades como las del corazón o problemas de tensión alta, así como la artritis.
El tai chi es una forma de realizar ejercicio muy saludable y reporta beneficios evidentes en muy poco tiempo. Aunque es un ejercicio lento y suave y no es de los que acabas sin aliento, trabaja los componentes clave de la aptitud física: la fuerza muscular, la flexibilidad, el equilibrio y, en menor grado pero también, el acondicionamiento aeróbico.
En un estudio publicado en 2006, investigadores de la Universidad de Stanford comprobaron que la fuerza muscular de una serie de hombres y mujeres, mayores de 50 años cuya aptitud era inferior a la media y con al menos un factor de riesgo cardiovascular mejoraba al practicar tai chi. Después de tomar clases tres días a la semana, en apenas 12 semanas mostraron mejoría en la fuerza del tren inferior (medida por el número de veces que podían levantarse de una silla en 30 segundos) y la fuerza superior del cuerpo (medida por su capacidad de hacer flexiones de brazos).
En un estudio realizado en Japón se compararon varios tipos de ejercicio para comprobar cuál mejoraba más la fuerza entre sus practicantes. Un grupo hizó tai chi; otro caminaba a paso ligero, y otros entrenaban resistencia. Las personas que hicieron tai chi mejoraron más del 30% en la fuerza del tren inferior y el 25% en la fuerza del superior; casi tanto como los que participaron en el entrenamiento de fuerza, y mejor que los que caminaron a paso ligero.
Según la doctora Gloria Yeh, profesora asistente en la Escuela de Medicina de Harvard, "el tai chi fortalece tanto las extremidades inferiores como las superiores así como los músculos de la base de la espalda y el abdomen."
En ese mismo estudio de Stanford se analizó y comprobó que la práctica del tai chi aumentaba significativamente la flexibilidad del cuerpo.
El tai chi mejora el equilibrio y, según algunos estudios, reduce el riego de caídas. La propiocepción, que define de algún modo la capacidad que tiene uno de detectar la posición del cuerpo en el espacio, se reduce y deteriora con la edad. El tai chi ayuda a entrenar y mantener esta función.
Si a estos tres grandes beneficios unes los siguientes, encontrarás en el tai chi una nueva forma de practicar ejercicio saludable y sobre todo podrás practicarlo durante toda la vida.

1. No es una moda pasajera
A diferencia de otros muchos ejercicios, el tai chi no es una nueva moda que desaparecerá tan rápido como lo hacen otras. Lleva practicándose más de mil años en China.

2. Es un ejercicio para todos
El tai chi es un ejercicio de movimientos suaves y moderados, por lo que cualquier persona de cualquier condición física puede practicarlo.

3. Incrementa la fuerza, el equilibrio y la ​​resistencia
El tai chi ha demostrado ser un ejercicio con beneficios significativos en materia de equilibrio, de fuerza, flexibilidad y de resistencia muscular.

4. Reduce el asma
Parece ser que el tai chi es muy beneficioso para los enfermos de asma, gracias al modo en que se realizan respiraciones profundas con cada movimiento.

5. Mejora la capacidad aeróbica
La capacidad aeróbica disminuye a medida que envejecemos, pero puede mantenerse si se entrena de forma regular. Así, en otro estudio realizado para comprobar los efectos del tai chi sobre la salud, descubrieron que los individuos que practicaban tai chi con regularidad durante un año mostraron mayor capacidad aeróbica que los individuos sedentarios de la misma edad.

6. Reduce el estrés
La respiración junto con la concentración con la que se debe de realizar cada movimiento de tai chi supone un modo efectivo de relajación. La conexión mente y cuerpo para realizar cada movimiento con la concentración requerida y con la respiración adecuada promueve la relajación y evita el estrés. Es meditación en movimiento.

7. Mejora la movilidad
La velocidad con la que nos movemos caminando se reduce con la edad. En un estudio, se encontró que los individuos que practican tai chi caminaban significativamente más rápido que aquellos que no lo practicaban.

9. Bueno para las articulaciones
Muchas formas de ejercicio someten a los hombros, las rodillas, la espalda y otras articulaciones a una tensión excesiva, no natural, por lo que terminan desarrollando problemas en las articulaciones. El tai chi clásico en cambio las protege, fortalece la musculatura que ayuda a mantener las articulaciones ‘sanas’, promoviendo posturas correctas que ayudan a corregir problemas en las mismas.

El tai chi te enseña a soltar las articulaciones, relajar el cuerpo y modificar la postura poco a poco con el fin de evitar sobrecargas inconvenientes de las articulaciones.