jueves, 22 de febrero de 2018

El camino que he hallado

El camino que he hallado permite vivir cada hora del día con plena consciencia, con la mente y el cuerpo en el momento presente. 
Lo contrario es vivir en la distracción.
Si vivimos en la distracción, no sabemos que estamos vivos; no experimentamos plenamente la vida porque nuestra mente y nuestro cuerpo no están en el aquí y ahora. 
Thich Nhat Hanh


El guerrero samurai



















Cerca de Tokio vivía un gran samurai ya anciano, que se dedicaba a enseñar a los jóvenes.
A pesar de su edad, corría la leyenda de que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.
Cierta tarde, un guerrero conocido por su total falta de escrúpulos, apareció por allí.
Era famoso por utilizar la técnica de la provocación.
Esperaba a que su adversario hiciera el primer movimiento y, dotado de una inteligencia privilegiada para reparar en los errores cometidos, contraatacaba con velocidad fulminante.
El joven e impaciente guerrero jamás había perdido una lucha.
Con la reputación del samurai, se fue hasta allí para derrotarlo y aumentar su fama.
Todos los estudiantes se manifestaron en contra de la idea, pero el viejo aceptó el desafío.
Todos juntos se dirigieron a la plaza de la ciudad y el joven comenzaba a insultar al anciano maestro.
Arrojó algunas piedras en su dirección, le escupió en la cara, le gritó todos los insultos conocidos, ofendiendo incluso a sus ancestros.
Durante horas hizo todo por provocarlo, pero el viejo permaneció impasible.
Al final de la tarde, sintiéndose ya exhausto y humillado, el impetuoso guerrero se retiró.
Desilusionados por el hecho de que el maestro aceptara tantos insultos y provocaciones, los alumnos le preguntaron:
-¿Cómo pudiste, maestro, soportar tanta indignidad? ¿Por qué no usaste tu espada, aún sabiendo que podías perder la lucha, en vez de mostrarte cobarde delante de todos nosotros?
El maestro les preguntó:
-Si alguien llega hasta ustedes con un regalo y ustedes no lo aceptan, ¿a quién pertenece el obsequio?
-A quien intentó entregarlo,
Respondió uno de los alumnos.
-Lo mismo vale para la envidia, la rabia y los insultos.
Dijo el maestro,
-cuando no se aceptan, continúan perteneciendo a quien los llevaba consigo.

domingo, 18 de febrero de 2018

El temor

El temor se aleja cuando el guerrero empuña su espada, pero hay temores que viven dentro de él.
Todo guerrero lleva dentro el temor a estar solo, el temor al fracaso, a la opinión de los demás, al dolor, a veces teme escuchar la verdad pensando que no la soportara, teme a la muerte, al odio de la gente, al ridículo, teme al paso del tiempo, a verse viejo de pronto en el espejo, teme al pasado aunque reconoce en él la razón de su hoy.
Pero el guerrero hoy hablo, con su interior, y sus temores se disiparon.
Los ojos del alma vieron claramente y ahora ya no teme.
El guerrero ahora ya no teme a la soledad, porque se ama más así mismo, y sabe que en realidad nunca se está completamente solo en el mundo, no existe lugar donde el hombre pueda estar solo.
Ahora no teme al fracaso, porque entiende que únicamente se fracasa si no se intentan las cosas.
No teme a lo que opinaran de él los demás, porque sabe que de todos modos la gente siempre hablara, aun cuando haga las cosas bien.
Ya no teme al rechazo porque tiene que fe en sí mismo. ¿Porque dudar de sí mismo?
Debe tener siempre fe en él mismo.
El dolor ya no lo aterra porque sabe que es necesario para crecer, como también sabe que no hay dolor que sea eterno.
Ya no teme escuchar la verdad, porque entiende que es mil veces mejor escuchar una verdad que duela, que la fealdad de las mentiras.
No, ya no tiene miedo a la muerte. Ahora puede mirarla a los ojos, sabe que no es el final, sino el comienzo.
Ya no teme al odio de la gente, porque entiende que no es otra cosa más que ignorancia de un alma amargada y sin luz.
No teme al ridículo, porque ha aprendido a reírse de sí mismo.
Ya no teme al paso del tiempo, ni a verse viejo en el espejo, porque ha entendido que así se gana la sabiduría.
No teme lo pasado, ni a los recuerdos duros, porque no pueden herirlo más.
"Comprendí la verdad de mis temores, ahora sé que nunca se está a oscuras como en esta noche, que aunque no lo veamos siempre hay luz en las estrellas".




sábado, 17 de febrero de 2018

Tai Chi Chuan, el Mejor ejercicio para nuestros niños



















Cada día más niños son tratados con terapias complementarias, según diferentes estudios el 30% de los niños sanos y hasta un 50% de los niños con enfermedades crónicas están utilizando terapias complementarias.
Las actividades para niños son muy importantes para el desarrollo y las Terapias Complementarias se están transformando en un tratamiento muy eficaz para los niños, bajo seguimiento y asesoramiento de las instrucciones de sus médicos para estar saludables.
Los padres deben tener mucho cuidado debido a que muchos tratamientos podrían ser peligrosos, es aconsejable hacer una consulta a su pediatra antes de empezar un nuevo tratamiento.
El Tai Chi para niños se desenvuelve como un juego, una actividad lúdica en los niños de 3 a 7 años, el juego está inmerso en un mundo de fabulas, magia y fantasía, y la imitación es la más fuerte fuente de aprendizaje.
Es recomendable que los niños participen en clases de tai chi como una forma de terapia, porque el tai chi, cuando se combina con medicamentos recetados por un médico, puede ser utilizado para ayudar a los pacientes que sufren asma, para practicar y aprender el uso de respiración profunda y se encuentren en calma ante la escasez de aire, ayudar a reducir el estrés en los niños y los adolescentes.
Los adolescentes que están atravesando una etapa de mucho estrés, que los pone en riesgo ante la depresión, ésta clase de terapias o técnicas orientales de cuerpo-mente, como el Tai Chi, es de gran ayuda para reducir el riesgo a los estados emocionales de depresión y ansiedad.
La practica del Tai chi ayuda a reducir la presión arterial y la actividad simpática en los niños, ofreciéndoles una sensación de relajación y calma.
Los movimientos están especialmente orientados a mejorar distintos aspectos de la salud y auto-desarrollo personal de los niños: Respiración, visualización, concentración: la respiración abdominal, ayuda a relajar el cuerpo, mejora el flujo de energía y oxígeno en las células.
Los niños visualizan la energía mucho mas fácilmente que los adultos, sintiendo su movimiento, color y temperatura rápidamente.
Flexibilidad: cuando los niños se sienten sin limitaciones de movilidad, los movimientos se vuelven suaves y se van soltando las tensiones en el cuerpo. Concentrarse en “soltar” ayuda a relajarse y a estar focalizados.
Tono muscular: los movimientos son vigorosos, precisan coordinación y concentración. Se trabaja mucho con las piernas y los brazos, fortaleciendo los músculos internos especialmente y nervios.
Equilibrio y calma: el equilibrio está vinculado con la capacidad de concentración. Mirar a un punto fijo ayuda a mantener el equilibrio y la quietud que necesita el cuerpo. Concentrarse en adaptarse implica una gran diferencia en la calidad del movimiento.



jueves, 15 de febrero de 2018

¿Dónde debo buscar la iluminación?


¿Dónde debo buscar la iluminación?
 Aquí.
¿Y cuándo tendrá lugar?
Está teniendo lugar ahora mismo.
Entonces, ¿Por qué no la siento?
Porque no miras.
¿Y en qué debo fijarme?
En nada. Simplemente mira.
Mirar ¿Qué?
Cualquier cosa en la que se posen tus ojos.
¿Y debo mirar de alguna manera especial?
No. Bastará con que mires normalmente.
Pero ¿es qué no miro siempre normalmente?
No
¿Por qué demonios?
Porque para mirar tienes que estar aquí y casi nunca lo estás.

viernes, 9 de febrero de 2018

Quien camina por el medio

Quien camina por el medio evita los extremos
Quien transita por el centro evita los barrancos.
La taza de té se encuentra vacía para que se llene
El hombre sabio es ignorante cuando amanece.
Aquel que no se vacíe jamás podrá llenarse.

Es la experiencia quien es el supremo maestro.




















Un padre sin un padre, tiene dificultad en equilibrarse.
Un maestro sin un maestro, es peligroso.
Nos dirigimos a nuestros padres, a nuestros maestros, a nuestros líderes con confianza y expectación.
Su responsabilidad es guiarnos, educarnos e incluso juzgar por nosotros cuando las circunstancias son inciertas.
En último término, han de llevarnos al punto donde podamos tomar nuestras propias decisiones, basados en la sabiduría que ellos nos han ayudado a desarrollar.
Pero el potencial para el abuso y el error es muy grande.
¿Qué persona puede estar en lo cierto todo el tiempo?
Un simple desliz en un mal momento puede causar confusión, cicatrices sicológicas e incluso un gran desastre.
Palabras duras a un niño en momentos impresionables pueden engendrar años de problemas.
Es por eso que necesitamos un padre para el padre, un maestro para el maestro, y líderes para los líderes.
Eso previene los errores del poder.
En el pasado, incluso los reyes tenían sabios consejeros.
Toda persona que vaya a ser un líder debería tener tal ayuda.
Eventualmente, alguien tiene que estar en la cima.
¿Y a quién se dirigirá esa persona?
No invoquemos deidades sino al pragmatismo.
Es la experiencia quien es el supremo maestro.
Es por eso que las personas sabias viajan constantemente y se prueban a sí mismas contra el constante cambio de circunstancias.

Sólo de así pueden realmente confirmar lo que piensan y compensar sus defectos.

Roberto Rocabado

jueves, 8 de febrero de 2018

Cuando te enojes

Cuando te enojes, vuelve a ti mismo y cuida de tu ira.
Y cuando alguien te haga sufrir, regresa a ti mismo y cuida de tu sufrimiento.
No digas ni hagas nada, porque cualquier cosa que digas o hagas en un estado de ira podría estropear más tu relación.
La mayoría no lo hacemos, no queremos volver a nosotros mismos, sino perseguir a esa persona para castigarla.
Pero si tu casa se está incendiando, lo más urgente es volver a ella e intentar apagar el fuego, y no echar a correr detrás del que crees que la ha incendiado, porque si lo haces, tu casa se quemará mientras te dedicas a atraparle.

Thích Nhat Hnh

martes, 6 de febrero de 2018

Todo en esta vida es aprendizaje...

Todo en esta vida es aprendizaje...
Nada es casualidad, sólo son experiencias que tenemos que vivir y aprender; si no aprendemos de ello, lo volveremos a vivir una y otra vez hasta que seamos conscientes de la enseñanza que hay en cada situación que se nos presenta.

jueves, 1 de febrero de 2018

Catadores de vinagre


Tres sabios fueron convidados para probar la excelencia de un vinagre. 
El primero de los sabios metió un dedo en el líquido y lo probó. Una expresión desagradable se dibujó en su cara y dijo:
—El vinagre está demasiado ácido. ¡Retiradlo!
El segundo sabio humedeció su dedo en el vinagre y, después de probarlo, con gesto adusto, dijo:
—Este vinagre es horrible. Es muy amargo.
El tercer sabio probó igualmente el vinagre y, sonriendo, dijo:
—¡Sabe a vinagre! “
El último sabio representa a Lao Tse, quien reconoce el vinagre tal como es, sin juicios: el vinagre, simplemente, tiene gusto a vinagre.






Con esa misma actitud los taoístas acompañan a la naturaleza. 
Toman la vida en su estado natural. 
Disfrutan cada “sabor” sin anhelar que sea diferente. 
Porque cada momento tiene el “sabor” que le corresponde.