martes, 31 de mayo de 2016

Reprender y corregir


Reprender y corregir a alguien por sus errores es importante.
Este acto esencialmente caritativo es la primera obligación del samurai.
Pero hay que esforzarse en hacerlo de la manera conveniente.
En efecto, es fácil encontrar cualidades y defectos en la conducta del prójimo; también es igualmente fácil criticarlo.
La crítica sólo debe intervenir después de haber discernido si la persona la aceptará o no, después que uno se ha hecho amigo de ella, de haber compartido sus intereses y de haberse comportado de manera tal que nos concede su entera confianza; de esa forma tendrá fe en nuestras palabras.


Yamamoto Tsunetomo

domingo, 22 de mayo de 2016

El trabajo del Maestro

La-Taberna-del-Derviche
-¿Cuál es el trabajo del maestro? - Preguntó un hombre occidental al noble derviche
- Antes de contestarte, permíteme preguntarte algo - dijo el Sheij - Si alguien te diera un gran bloque de piedra cuadrada ¿podrías hacerla rodar?
- No maestro, si la piedra no es redonda, me costaría mucho, antes debería limar y pulir sus bordes -contestó el extranjero

-Pues de la misma forma, el buen maestro es como el escultor, que toma a su discípulo y lo moldea, dándole una nueva forma, quitando los escollos y las aristas que no le permiten avanzar para que así pueda rodar con la vida.




Aprender a fluir


viernes, 20 de mayo de 2016

El Hombre Más Viejo Del Mundo

El hombre más viejo del mundo, de 256 años, rompe el silencio antes de su muerte y revela sus secretos para el mundo
Llegar a los 100 años es un gran hito, pero imagina si alguien viviese hasta los 250 años…
Parece imposible, ¿verdad?
Pero la verdad es que Li Ching Yuen, un maestro taoísta chino, llegó a los 256 años, Ching Yuen vivió mucho tiempo y se ha convertido en una referencia en el mundo de las prácticas espirituales.
El chino bicentenario, nacidos en 1677 y muertos en 1933 de causas naturales, era un practicante de Qigong herbolario.
Aunque parece imposible que un ser humano pueda vivir durante tanto tiempo, hay documentos que demuestran que algunas de las técnicas espirituales practicadas por Li Ching Yuen son reconocidas como válidas para prolongar y mejorar la calidad de vida.
No hay ningún registro de cualquier otra persona que haya alcanzado o superado la edad de Li Ching Yuen en la historia de la humanidad. 
Las prácticas espirituales tales como el taoísmo son una tradición china que se basa en vivir en armonía con el Tao, es decir, con la forma o la vida.
Ya Chi Kung es un ejercicio de cultivo energético.
Estas prácticas fomentan la circulación del qi, la energía vital del cuerpo. 
La longevidad del Maestro Li Ching Yuen se atribuye, entre otras cosas, esas mismas prácticas espirituales. 
A partir de estos ejercicios y estudios de alquimia y la medicina tradicional china que Li Ching Yuen comenzó a cultivar la mente y el cuerpo.
El maestro practicaba las doctrinas, meditación, y aprendió la filosofía y la medicina aplicada en su día a día. 
Li Ching Yuen también cambió los hábitos de comer y comenzó a usar las plantas medicinales más a menudo, dormía y se despertaba temprano, no hizo uso de drogas, no bebía, ni fumaba, dándole más fuerza en el año de su muerte, en 1933, la revista Time publicó un artículo llamado “tortuga ­ Pigeon”.
Se le preguntó a Li Ching­ Yuen cuál era su secreto para vivir tanto tiempo, dijo:
‘Mantener el corazón en calma, 
sentarse como una tortuga, 
caminar vigorosamente 
como una paloma 
y dormir como un perro.’

De acuerdo a este artículo, el profesor chino Wu Chung Chieh, director del Departamento de Educación, Universidad de Chengtu y autor del texto, se encontró un registro de la información de la vida del bicentenario de China.
Wu Chung Chieh afirma haber encontrado una nota del Gobierno Imperial de China de 1827 que felicitó a Li Ching Yuen la marca de los 150 años de edad.
Li Ching Yuen se había casado 23 veces y tenía más de 180 hijos.
También en el libro de ‘Los Secretos Antiguos De La Juventud’ de Peter Kelder, hay una referencia al maestro Li Ching Yuen.
En el libro, uno de los discípulos del maestro, Da Liu dice que cuando Li Ching Yuen completó 130 años encontraron un ermitaño aún más antiguo que enseñó prácticas de qigong, incluyendo ejercicios de respiración, movimientos con los sonidos y las recomendaciones para los alimentos y las hierbas medicinales .
La práctica constante de todos estos ejercicios, así como su comida sirvió para aumentar su longevidad.
Los investigadores de los centenarios humanos no llegaron a la conclusión de que Li Ching Yuen era totalmente vegetariano, pero saben que la carne roja se suprimió de su dieta.



jueves, 19 de mayo de 2016

Los buenos guerreros





Sobre La Verdad

Montaje creado Bloggif

Negar la realidad de las cosas es perder su realidad; afirmar la vaciedad de las cosas es perder su realidad. 
Cuanto más hablas y piensas en ello, más lejos vagas desviado de la verdad.
Deja de hablar y pensar, y no habrá nada que no seas capaz de saber.
Retornar a la raíz es encontrar el significado, pero perseguir las apariencias es perder el origen.
En el momento de iluminación interior hay un ir más allá de apariencias y vaciedad.
Los cambios que ocurren en el mundo vacío los llamamos reales sólo debido a nuestra ignorancia.
No busques la verdad; sólo cesa de atesorar opiniones.


Hsin Hsin Ming
El libro de la nada

miércoles, 18 de mayo de 2016

Relajación no es sinónimo de flojedad

Tai chi Córdoba - Escuela Yang Wudang
Muchos libros nos explican mil y una forma de eliminar la tensión, aunque a veces es complicado encontrar cómo hacerlo en uno mismo.
Explicarlo no es sencillo porque pasa por describir lo que sucede cuando llegas a ese "clic" que te ayuda a destensarte; y eso que se siente no es definible con palabras.
Destensar el cuerpo NO es dejarlo flojo y abandonado, al contrario, es hacerse más consciente de él, percibir cómo está; con una respiración larga, pausada y profunda, que actúe como fuelle en todo el cuerpo y después de hacernos conscientes de esa tensión, soltar, como si fuésemos una botella con gas y dejamos que ese gas se vaya.
Eso hace que "crezcamos", porque al relajar los músculos y las articulaciones, se estiran, se reubican.
Si se está tumbado el cuerpo pide estirarse: quizá primero la espalda, las piernas, cuello, brazos... La respiración ayuda a quitar la tensión y a su vez el relajarnos ayuda a que la respiración sea cada vez más energética, profunda.
La corriente, qi, acabará por llegar a todos los rincones.
Pero hay otra tensión más complicada de tratar: la mental.
De hecho, liberar de tensión la mente, libera de tensión el cuerpo (y de rebote el alma).
Somos auténticos ‘rumiantes de pensamientos’: qué hacer, qué no hacer, qué pensar, qué sentir... o no... Películas varias de probabilidades en la cabeza...A ver, pensar no es malo, que hay que arreglar la vida de cada día, hablo de la cháchara mental que no soluciona nada y te hace sentir mal.
La destensión mental suele pasar por parar en seco el pensamiento rumiado: no voy a seguir con este pensamiento, punto.
Tenemos que tratarlo como a un hijo que está incordiando y molesta, en este caso a nosotros. Podemos dejar que incordie y todos sabemos por ejemplo qué es un niño incordiando en un restaurante no dejando comer tranquilo a nadie... genera rechazo.
¿A qué sí?
Según lo que tengamos en la cabeza estamos irritables, tristes, enfadados...ese es el rechazo a lo que tengamos en la cabeza.
Paremos el incordio pues: el entorno se relaja y el propio niño va aprehendiendo que hay un comportamiento para cada situación.
Volverá a la carga cuando menos te lo esperas e incluso con más insistencia, de ahí la importancia de ser ‘firmes’.
Ojo, firmes, no inflexibles; porque a veces a los niños hay que dejarlos incordiar un poco para que ellos mismos se liberen, pero entonces hay que canalizar ese incordio hacia donde no moleste (como la entrada del restaurante que nosotros controlamos desde nuestra mesa).
Te hacen daño, te sientes mal, quieres y necesitas sentirte mal.
Perfecto.
Lloras, te enfadas...
Pero aquí es importante tener claro que se trata de canalizar esa tensión de pensamiento, no se trata de canalizarte a tí metiéndote en una espiral que acaba afectando a toda tu vida.
Una vez canalizada esa tensión tenemos que volver a nuestro ser, que en su esencia es una botella vacía ( cada uno con su estilo: de vidrio, de plástico, grande, roja...) pero vacía; la hemos ido llenando nosotros y los que nos rodean; y nos hemos ido colocando donde queríamos o donde nos han puesto.
A veces es bueno verse desde la perspectiva de una obra teatral: ser espectador de uno mismo, contemplándote desde la tranquila y cómoda butaca de un teatro, que te permite juzgar, criticar, reír y llorar...hasta que termina la obra, vuelves a tu vida y lo sentido queda en el recuerdo sin afectarte en el futuro.
Lo que hay que tener presente es que todo esto pasa por una búsqueda y una práctica personal, en plan egoísta total, así lo digo.
Para dejar de fumar, primero hay que querer dejar de fumar, pero tú tienes que querer hacerlo; no llega con decir que se quiere hacerlo.
Sin esa intención real, sincera y auténtica lo demás...¿para qué?
Más ejemplos: niño incordiando y le decimos un "para quieto" sin mirarlo siquiera; parece que hacemos algo, pero no.
Quiero dejar de sufrir porque alguien me ha dicho algo que me hiere, pero quiero y necesito que el otro cambie su actitud... si al otro le importa un bledo aún nos vamos a sentir peor; plantéate que te hace daño porque se lo permites y ni pienses en lo que debería hacer o no el otro.
Feliz NO pelea con nosotros mismos.



martes, 17 de mayo de 2016

Una persona sabia


El sabio realmente no parece que quiera cambiar nada.
Se vuelve tranquilo.
Tiene paciencia.
Trabaja sobre sí mismo.
Observa sus pensamientos y sus acciones.
Se observa a sí mismo enojarse, se observa a sí mismo deprimirse, se observa a sí mismo sentir celos y envidia y demás.
Poco a poco se da cuenta de que "Eso no soy yo. Eso es la hipnosis, es una mentira".
No reacciona a su condición.
En la medida en que no reacciona a su condición, en esa medida llega a ser libre.
Ya no importa lo que alguien más esté haciendo.
No se compara con nadie.
No compite con nadie.
Simplemente se mira a sí mismo.
Se observa a sí mismo.
Ve la confusión mental.
No corre por ahí gritando:
"Yo soy la realidad absoluta. Yo soy Dios. Yo soy la consciencia".
Más bien, ve (comprende) de dónde viene y deja a todos los demás en paz.
Este ser se desarrolla a un ritmo acelerado.
No hay ninguna diferencia en qué situación difícil se encuentre un ser así.
No importa, porque tal ser ya es libre.
Cuando la mente reposa en el corazón, eso significa que la mente ya no sale más hacia el exterior para identificarse con el mundo, cuando la mente reposa en el corazón hay paz, hay armonía, hay puro ser.
Cuando permites que tu mente salga fuera de tu Ser (de ti mismo) ella comienza a comparar, comienza a juzgar, comienza a sentirse ofendida, y no hay paz.
No hay descanso.

Tú, no tienes nada que demostrar

http://img24.dreamies.de/img/629/b/zy6ppmagyrx.gif

Tú, no tienes nada que demostrar.
Sólo tienes que ser quien Eres:
Una llama brillante que brilla en la oscuridad de la desesperación.
El brillante ejemplo, de una persona capaz de construir y cruzar puentes, abriendo su corazón y mente.

domingo, 15 de mayo de 2016

Tai Chi y osteoporosis.




















La práctica de esta difundida disciplina oriental puede ser de gran ayuda para las mujeres mayores que sufren de dicha enfermedad ósea:
Disminuye casi en la mitad la posibilidad de caídas, ya que mejora la flexibilidad y el equilibrio; y previene las fracturas, porque aumenta la densidad de los huesos.
“La práctica de Tai Chi reduce hasta un 48 por ciento el riesgo de caídas en personas mayores con osteoporosis”.
Así lo señala la doctora Esther Pagés, médica adjunta de la Sección de Rehabilitación Osteoarticular del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona.
Ella explica, además, que la práctica de esta disciplina actúa de forma beneficiosa en dos aspectos importantes:
Sobre la prevención de caídas, ya que Tai Chi mejora la flexibilidad, la fuerza y el equilibrio, que son factores intrínsecos de los individuos directamente relacionados con las caídas; y sobre la prevención de fracturas, ya que las personas que practican Tai Chi consiguen una mayor densidad mineral ósea, con lo que la posibilidad de fractura, incluso si se produce una caída, también es menor.
Cada año, se registran en España alrededor de 33.000 casos de fracturas de cadera relacionadas con la osteoporosis y, “aunque se ha progresado mucho en el tratamiento -indica la dra. Pagés-, hay que seguir considerando este proceso como un acontecimiento grave en la vida del paciente osteoporótico mayor de 65 años”.
Las fracturas de cadera son el indicador internacional de la osteoporosis, porque están directamente relacionadas con la densidad mineral ósea baja, cuesta más repararlas y son las que provocan una mayor discapacidad.
El doctor Antonio Hernández Royo, presidente de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF), señala que se calcula que dos millones de mujeres y 750.000 hombres padecen osteoporosis en el país europeo, una enfermedad esquelética caracterizada por una disminución progresiva de la masa ósea que produce un aumento de la fragilidad en el hueso, con el consiguiente incremento de riesgo de fractura.
“Con estos datos -añade-, puede decirse que una de cada cuatro mujeres mayores de 50 años puede sufrir una fractura ósea como consecuencia de la osteoporosis.

En España, una de cada tres mujeres mayores de 80 años sufrirá una fractura de cadera. También el 14 por ciento de todas las mujeres tendrá una fractura de cadera”.

Tai Ji Quan Tradicional Yang y Qi Gong

jueves, 12 de mayo de 2016

El puente




Un joven guerrero del sable y su maestro se dirigían a un torneo de Artes Marciales cuando llegaron a un puente formado por un solo tronco.
Se asomaron y vieron un profundo precipicio que se perdía entre las brumas.
El tronco era muy estrecho y cuando el joven alumno intentó pasar, se dio cuenta que además de estrecho era resbaladizo.
El guerrero se quedó temeroso delante del tronco, dudando si cruzarlo o no.
Su maestro lo observaba.
De repente, apareció un viajero ciego.
Con su bastón tocó el tronco, se quitó las sandalias y cruzó el puente despreocupadamente.
El venerable maestro miró a su alumno a los ojos y le dijo:
"Creo que hoy hemos recibido una sabia lección."








miércoles, 11 de mayo de 2016

Contempla, Medita Y Fluye.


Los rizos del lago se mueven
por la agitada acción del viento.
Pero es gracias al sol,
que podemos observar su suave danza.
El hombre sabio ve en la casualidad
su causalidad.
Contempla, medita y fluye.




Las Hojas Verdes del Te
Swami Maitreyananda


Tercer encuentro del Seminario de Abanico 2016


martes, 10 de mayo de 2016

La voluntad


El monje y la taza de té


Un monje tenía siempre una taza de té al lado de su cama.
Por la noche, antes de acostarse, la ponía boca abajo y, por la mañana, le daba la vuelta.
Cuando un novicio le preguntó perplejo acerca de esa costumbre, el monje explicó que cada noche vaciaba simbólicamente la taza de la vida, como signo de aceptación de su propia mortalidad.
El ritual le recordaba que aquel día había hecho cuanto debía y que, por tanto, estaba preparado en el caso de que le sorprendiera la muerte.
Y cada mañana ponía la taza boca arriba para aceptar el obsequio de un nuevo día.
El monje vivía la vida día a día, reconociendo cada amanecer que constituía un regalo maravilloso, pero también estaba preparado para abandonar este mundo al final de cada jornada

lunes, 9 de mayo de 2016

La parábola del cocinero


El cocinero Ting estaba despiezando un buey para el señor Wen Hui.
Cada movimiento de su mano, cada alzamiento de su hombro, cada paso de sus pies, cada flexión de su rodilla, cada sonido de la carne al partirse y cada silbido del cuchillo al descender sobre ella eran totalmente perfectos, como la Danza de la Morera Silvestre o el ritmo del Ching-shou.
- ¡Ah, qué hermoso! -dijo el señor Wen Hui-. ¿Cómo has conseguido una habilidad semejante.
El cocinero Ting dejó a un lado el cuchillo, y dijo:
- Lo que más ama tu criado es el Tao, que es mejor que ningún arte. Cuando empecé a despedazar bueyes, lo que yo veía era simplemente un buey entero. Al cabo de tres años, aprendí a ver al buey como algo que no era una entidad completa. Ahora utilizo la mente y no los ojos. Ignoro mis sentidos y sigo a mi espíritu. Veo las líneas naturales de la carne, y mi cuchillo corta por donde hay junturas, siguiendo las grietas de la carne, utilizando lo que ya se encuentra allí marcado para que mi trabajo pueda resultar más fácil. De este modo evito los grandes tendondes e, incluso, los grandes huesos. Un buen cocinero cambia su cuchillo anualmente, porque sabe rebanar. Un cocinero corriente tiene que cambiarlo cada mes, porque se limita a golpear. Este cuchillo que tengo lo he venido utilizadndo durante diecinueve años, y ya ha cortado miles de bueyes.

Sin embargo, su hoja se encuentra tan afilada como si se acabara de afilar. Entre las junturas de los huesos hay fisuras, y la hoja de un cuchillo apenas tiene grosor. Si empleas lo que no tiene grosor para cortar a través de esas fisuras, al cuchillo le resultará fácil ir rebanando. No obstante, cuando llego a una parte más complicada, y veo que el trabajo va a ser difícil, presto atención y obro con cuidado. Observo atentamente y corto con precaución. Lo hago, pues, muy suavemente llevando el cuchillo por aquellas partes más blandas, de modo que pueda cortarlas sin dificultad, al igual que se desprende una laja de tierra que cae al suelo. Mantengo el cuchillo en mi mando cuidando de mirar lo que hay alrededor y después, con satisfacción, lo limpio y lo dejo a un lado.

Chuang tse



viernes, 6 de mayo de 2016

Kung Fu Motion Visualization


Cuando se trabaja en este proyecto, que estaba profundamente inspirado por la dinámica del movimiento y la filosofía del Kung Fu.
El trabajo fue encargado por la Asociación Internacional de Guoshu para una exposición de Kung Fu, iniciado por Hing Chao.
La exposición se centra en el legado de Hakka artes marciales en Hong Kong y pondrá en marcha en Hong Kong en septiembre.
El Kung Fu Masters cuyos movimientos ha sido capturado son: Maestro Wong Yiu Kau (Variación 1-3) y el Maestro Li Shek Lin (Variación 3,4).
La visualización de lo invisible es siempre fascinante, y las visualizaciones de movimiento se han creado incluso en los tiempos pre-digitales con luz, la fotografía, el vestuario o pinturas.
He descrito algunos de los métodos que he aplicado en este trabajo en mi libro "Grids for the Dynamic Images", publicado el 2003.

When working on this project, I was deeply inspired by the dynamics of motion and philosophy of Kung Fu.
The work was commissioned by International Guoshu Association for an Kung Fu exhibition, initiated by Hing Chao.
The exhibition focuses on the legacy of Hakka martial arts in Hong Kong and will launch in Hong Kong in September.
The Kung Fu Masters whose motions has been captured are: Master Wong Yiu Kau (Variation 1-3) and Master Li Shek Lin (Variation 3,4).
Visualizing the invisible is always fascinating, and motion visualizations have been created even in pre-digital times with light, photography, costumes or paintings.

I have described some of the methods that I applied in this work in my book "Grids for the Dynamic Images", published 2003.

martes, 3 de mayo de 2016

El síndrome de fatiga crónica y el chi kung








































El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) consiste en un rango de síntomas que incluyen cansancio físico y mental, dolor de cabeza, disturbios de sueño, dificultad en la concentración y dolor muscular entre otros. En el año 2002 se estimó que alrededor de 0.4% de la población de Reino Unido (lugar donde se realizó el presente estudio) sufría de SFC.

Los tratamientos farmacológicos más comunes incluyen el uso de drogas como antidepresivos, inductores de sueño y drogas para el dolor. Debido al alto nivel de reacciones adversas registrados en el uso de estas drogas, las terapias complementarias incluyendo mesoterapia, meditación y osteopatía son recomendadas para aliviar los síntomas de la enfermedad.

La Medicina Tradicional China considera al SFC como un reflejo de la desarmonía y descenso de la energía del organismo con bloqueos, estancamientos y cambios en la circulación de la energía o Qi, que resultan en la enfermedad. La interrupción del flujo energético se manifiesta como dolor, fatiga y disturbios anímicos. El Qigong es una de las prácticas más completas que existen para mejorar y regular el estado energético del cuerpo llegando a curar una enfermedad.

LA INVESTIGACIÓN. PARTICIPANTES Y PROTOCOLOS

El reclutamiento de voluntarios para la investigación se realizó a partir de médicos generalistas que trataban pacientes con la enfermedad. Estos pacientes fueron incluidos en la investigación luego de haberse comprobado los síntomas de SFC por un periodo mayor a tres meses.

En total se reclutaron 18 participantes, todas de sexo femenino y de entre 25 y 55 años de edad. Catorce participantes concluyeron las prácticas requeridas por la investigación con más de un 90% de asistencia a clases.

Estas participantes debieron asistir a una clase semanal de Qigong donde aprendían una rutina de varios minutos llamada Tai Yi Shen Qigong, y luego se sentaban durante cinco minutos a meditar. Un maestro certificado de Qigong con 20 años de experiencia impartía las clases. Las practicantes repitieron la rutina durante 6 meses y les fue pedido asimismo practicar en su casa a diario.

MEDICIONES Y RESULTADOS OBTENIDOS

Para las mediciones se establecieron como base previa de comparación ciertos parámetros controlados dos semanas previas al comienzo de la práctica de Qigong, tales como salud física (movilidad, equilibrio, dolor, etc.), salud mental (ansiedad, depresión, sensación de bienestar, etc.) y estado general de la persona (calidad de sueño, trabajo, estrés, sociabilidad, etc.). Luego se realizaron mediciones a los tres y seis meses de comenzado el estudio.

A las participantes también se les solicitó llevar un registro de sueño según los criterios del Servicio de Salud Nacional del Reino Unido que consta de diversas variables como interrupción de sueño, tiempo total dormido, calidad del mismo, etc.

En los resultados de las mediciones se comprobó que la utilización del Qigong como terapia para el SFC fue positiva. Se reportaron mejoras significativas en la vitalidad de las participantes, disminución en los problemas de sueño, mayor actividad social, sensación de bienestar y disminución de estrés.

Los mayores cambios se vieron reflejados durante los primeros tres meses de práctica y luego se mantuvieron con leve ascenso durante los tres meses siguientes.

CONCLUSIONES

Las evidencias sugieren que tanto una simple sesión de Qigong como la práctica prolongada de la disciplina pueden producir cambios positivos en las características psicológicas y el sistema inmune de los practicantes. Este estudio piloto sugiere que la práctica regular de Qigong reduce el dolor y mejora la calidad de sueño, la vitalidad y funcionamiento físico de pacientes con SFC.

Asumiendo que el Qigong sea un tratamiento potencial para los síntomas de esta enfermedad, los mecanismos de acción serían interesantes de estudiar. Estos mecanismos incluyen el incremento de oxígeno y disminución de dióxido de carbono en la sangre, que eliminaría sustancias generadoras de dolor y potenciaría la circulación de sustancias que calman el dolor como las endorfinas. Asimismo los movimientos lentos del Qigong y la respiración calmada afectan al sistema muscular de manera positiva mejorando la tonicidad y elasticidad de los músculos.

Por otro lado, el presente estudio posee varias limitaciones debido a que la muestra es demasiado pequeña y sólo constituida por mujeres. En resumen este estudio sugiere que el Qigong si puede mejorar los síntomas del SFC luego de una práctica prolongada. A su vez el Qigong es un tratamiento sin efectos colaterales y cuyos beneficios van más allá de la enfermedad tratada. Es importante ampliar los estudios relacionados a este tema utilizando una muestra mayor de participantes para poder descartar el efecto placebo y realizar mediciones más concretas de los beneficios.

Este es un resumen de un estudio publicado en 2007 en la revista “Medicina Alternativa y Complementaria basada en la Evidencia”, de la Universidad de Oxford.

Artículo original: “Qigong Ameliorates Symptoms of Chronic Fatigue: A Pilot Uncontrolled Study”
(Evidence-based Complementary and Alternative Medicine. 2007. Oxford Journals).

El Tai chi chuan previene la demencia

Tai Ji Quan Tradicional Yang y Qi Gong
El Tai chi chuan previene la demencia
El Tai Chi es un arte marcial que se caracteriza por movimientos lentos y fluidos que según investigadores de la Universidad del Sur de Florida y la Universidad de Fudan revelan que también ayuda a prevenir la demencia.
De acuerdo con información publicada en The Huffington Post, los ancianos chinos que practican Tai Chi tres veces por semana tienen mejor memoria que aquellos que no lo hacen.
Los científicos aseguran que el Tai Chi genera un aumento del volumen cerebral porque se reduce la pérdida de conexiones nerviosas y activa 90% del cerebro humano que no se utiliza.
Esta investigación revela que con el Tai Chi se pueden preservar regiones críticas del cerebro y evitar enfermedades crónico-degenerativas como el Alzheimer, la demencia o Parkinson.
Además, el Tai Chi es muy benéfico para los adultos mayores, debido a que reduce las caídas, la depresión, así como el dolor por artritis y fibromialgia.
Por ello, es considerada como la disciplina que previene las enfermedades y prolonga la vida.


domingo, 1 de mayo de 2016

Pensar en la enseñanza

Un monje que llevaba cierto tiempo junto a Tao U, le dijo un día:
-Desde que estoy aquí, no he recibido la menor enseñanza acerca del estudio del espíritu.
-Desde que estás aquí no he cesado de enseñarte cómo se estudia el espíritu -respondió Tao U.
-¿De qué modo, maestro?
-Cuando me trajiste una taza de té, ¿acaso no la acepté?; cuando me serviste la comida, ¿acaso no la tomé?; cuando te inclinaste ante mí; ¿acaso no te devolví el saludo? Entonces, ¿cuándo he descuidado tu enseñanza? Si deseas ver mira directamente. Pero si intentas pensar acerca de tu enseñanza, fallas completamente -manifestó el maestro.