martes, 26 de abril de 2016

Los principios taoístas mantienen La vida en equilibrio

Los principios taoístas mantienen La vida en equilibrio
En las raíces del pensamiento Taoista chino y la sensación se encuentra el principio de polaridad, que no debe confundirse con ideas de la oposición o conflicto.
En las metáforas de otras culturas, la luz está en guerra con la oscuridad, la vida con la muerte, bien con el mal, el positivo con el negativo, por lo tanto un idealismo para cultivar las primeras y librarse de las últimas prospera en gran parte del mundo.
Para la forma tradicional Taoista china pensando que esto es tan incomprensible como una corriente eléctrica sin los dos polos positivos y negativos, para la polaridad es el principio de que más y menos, al norte y al sur, son diferentes aspectos de un mismo sistema, y que la desaparición de cualquiera de ellos sería la desaparición del sistema.

Ideología lineal
Las personas que han sido criados en el aura de cristianos y aspiraciones hebreas encuentran esto frustrante, ya que parece negar cualquier posibilidad de progreso, un ideal que fluye de su lineal (a diferencia de los cíclico) vista del tiempo y la historia.
De hecho, toda la empresa de la tecnología occidental es "hacer del mundo un lugar mejor" - para tener placer sin dolor, sin la riqueza de la pobreza, y la salud y sin la enfermedad.
Hemos estado interfiriendo con un complejo sistema de relaciones que no entendemos, y cuanto más estudiamos sus detalles, más se nos escapa al revelar aún más detalles de estudio.
Como una investigación para comprender y controlar el mundo que se escapa - de nosotros.
En lugar de las rozaduras en esta situación, un taoísta pediría lo que significa.
¿Qué es eso que siempre se retira cuando está perseguida? Respuesta: usted mismo.
Taoístas ven el universo como inseparable de sí mismos
Los idealistas (en el sentido moral de la palabra) consideran que el universo diferente y separado de ellos mismos - es decir, como un sistema de objetos externos que necesita ser subyugado.
Taoístas ven el universo como el mismo, o inseparable de sí mismos.
Laozi podría decir: "Sin salir de mi casa, sé que todo el universo."
Esto implica que el arte de la vida es más parecido a la navegación de la guerra, porque lo que es importante es entender los vientos, las mareas, las corrientes, las estaciones y los principios de crecimiento y decadencia, por lo que las acciones de que uno puede usarlos y no luchar contra ellos.
En este sentido, la actitud taoísta no se opone a la tecnología per se.
De hecho, los escritos de Chuang-Tzu están llenos de referencias a los oficios y técnicas perfeccionadas por este mismo principio de "ir con el grano."
El punto, por tanto, es que la tecnología es destructiva sólo en las manos de personas que no se dan cuenta de que son uno y el mismo proceso que el universo.

Lo masculino y femenino los directores
En China los dos polos de energía cósmica son yang (positivo) y el yin (negativo), asociado a lo masculino y lo femenino, la empresa y el rendimiento, el fuerte y el débil, la luz y la oscuridad, la subida y la caída, el cielo y la tierra, y que incluso se reconocen en tales materias diarias como cocinar como el picante y la sosa.
Así, el arte de la vida no es visto como la celebración de yang y yin desterrar, pero como el mantenimiento de los dos en el equilibrio, porque no puede haber uno sin el otro.
Cuando considerándolos como lo masculino y lo femenino, la referencia no es tanto a los individuos masculinos y femeninos en cuanto a características que son dominantes en, pero no limitado a, cada uno de los dos sexos.
El individuo macho no debe descuidar su componente femenino, ni la mujer en varón.
Por lo tanto Lao Tse dice:
Sabiendo que el macho, pero manteniendo la hembra, se convierte en una corriente universal.
Convirtiéndose en una corriente universal, no está separada de la virtud eterna.
Lo masculino y femenino los directores
Lo masculino y Femenino los Directores
En China, los dos polos de Energía cósmica hijo yang (positivo) y el yin (negativo), asociado a lo masculino femenino y lo, la Empresa y el Rendimiento, El Fuerte y El Débil, la luz y la oscuridad, La Subida y La Caída, el cielo y la tierra, Y Que INCLUSO se reconocen en cuentos.  
Materias Diarias Como cocinar Como el picante y la sosa.
Así, El arte de la vida no es visto Como la celebración de yang y yin. Pero Como el mantenimiento de los dos en el equilibrio, Porque No Puede Haber Uno pecado El Otro.
Cuando considerándolos Como lo masculino y lo femenino, La Referencia no es una de Tanto individual Masculinos y femeninos en un Cuanto Características Que Son los señorea en, Pero No Limitado a, uno de los dos Cada sexos.
El Individuo Macho sin descuidar su Debe Componente femenino, ni la mujer es Varón.
Así, el principio yin-yang es que los tantos y las nadas, los complementos y las compensaciones, los sólidos y los espacios, así como la despertares y el dormir y las alteraciones de la existente y no existente, son mutuamente necesario.
Yang y yin son en cierto modo paralelo a la (posterior) visión budista de la forma y el vacío, de los cuales el Sutra del Corazón dice,
Lo que es la forma es simplemente lo que es vacío y el vacío es lo que es justo lo que es forma.
El principio del yin-yang no es, pues, lo que podríamos llamar de ordinario un dualismo, sino más bien una dualidad explícita que expresa una unidad implícita”.
Anotaciones del Maestro Alan Watts.



ç

domingo, 24 de abril de 2016

El sabio y la tempestad


El sabio teme al cielo sereno; porque, 

cuando viene la tempestad, 

él camina sobre las olas y desafía al viento.

Confucio

sábado, 23 de abril de 2016

La respiración abdominal

Si el abdomen está constreñido por tensión muscular, el diafragma no puede expandirse totalmente. 
Los seres humanos compensamos automáticamente esto expandiendo el pecho. 
Esto se conoce como respiración pectoral superficial. 
La respiración pectoral es menos energética porque los pulmones no pueden expandirse en la misma medida que con la respiración abdominal.

La respiración abdominal ayuda a mantener el centro de gravedad en un punto bajo. 
Además está relacionada con la calma y la relajación. 
La respiración abdominal también favorece la respiración sanguínea. 
El corazón es el órgano encargado de bombear la sangre a todo el cuerpo. Cuando el diafragma se mueve libremente hacia arriba y hacia abajo durante la respiración, su movimiento aumenta y disminuye la presión de la cavidad abdominal, a través de la cual fluye la vena cava y aorta. 
Esto produce una acción de bombeo que reduce efectivamente la carga de trabajo del corazón, pues ayuda que la sangre venosa regrese a ese órgano. De ese modo, la parte baja del abdomen trabaja como un segundo corazón.

Asimismo, la suave acción de masaje generada por la respiración abdominal con frecuencia alivia el estreñimiento provocada por la tensión del abdomen.

Dechen, soltando el apego y el control


Esta hermosa animación nos muestra una pequeña historia sobre un monje budista tibetano en entrenamiento llamado Dechen.
El niño es un apasionado por la jardinería y una noche de tormenta rescata una hermosa flor, la cual planta en una maceta y lleva al monasterio.
Sin embargo, a pesar de su cuidado y preocupación, la flor inexplicablemente comienza a deshojarse y perecer.
A Dechen le cuesta mucho aceptar la situación.
Angmo, el monje principal se ve obligado a intervenir y rescatar a Dechen de sí mismo, soltando el apego y el control.


Hermosa animación de Kaukab Basheer (website)

jueves, 21 de abril de 2016

Armas del Taichi


La oportunidad



-¿Cuándo piensas realizar tu sueño?, preguntó el Maestro a su discípulo.

-Cuando tenga la oportunidad, respondió éste.

A lo que el Maestro le contestó, 

-La oportunidad nunca llega, la oportunidad YA ESTÁ AQUÍ.



lunes, 18 de abril de 2016

El supremo maestro


Había dejado atrás su juventud buscando afanosamente en disciplinas y filosofías tan dispares como el zen, budismo, sintoísmo, islam, cristianismo, judaísmo, la práctica  del yoga y la meditación, aquellas respuestas que su espíritu inquieto necesitaba tan imperiosamente.
Podía decirse de él que ya lo había probado todo.
De ninguna de sus tentativas logró el resultado esperado, más bien al contrarío; cada vez era mayor su confusión y frustración.
Hasta que un día, resignado ya, decidió rendirse y renunciar a toda búsqueda.
Abatido por lo que él sentía como el abrumador peso de la derrota, fue dando tumbos, sin ocupación ni meta.
Más, un día, alcanzó a oír lo que un grupo de jóvenes con el entusiasmo propio de su juventud comentaban:
-Pues sí, dicen de él que es no solo un gran maestro, sino que, además es el mejor, el más sublime, el primero, el más grande...
-Sí, -añadió otro- tanto es así que aseguran algunos que con  su sola presencia han alcanzado el conocimiento, la iluminación...
-Es cierto -comentó otro-  pero seguro que debe ser poco menos que inaccesible. Además vive en un país tan remoto...
 Estos comentarios fueron suficientes para reavivar en él la llama de aquella inquietud que tantos años había permanecido dormida.... Y pensó:
‘Aún que tal vez fuera cierto que fuera casi inaccesible y que además viviera en aquel lejano país del que alcanzó a oír su nombre... ¿Que podía perder él que ya lo había perdido todo, hasta la esperanza? ‘
Por eso y con la firme determinación de su ilusión renovada emprendió el camino hacia aquel distante país.
Después de mucho tiempo y esfuerzo y penalidades que no hacían sino provocar más empeño logró llegar a aquél país.
Pero nadie parecía conocer ni saber de aquél gran maestro, a pesar de su fama de ser el mejor, el más grande, el primero...
Nuevamente el desánimo le incitaba ya a una nueva renuncia pues, pasaba el tiempo y ante su desesperación no conseguía que nadie le diera referencia alguna.
Hasta que un día, en una de las últimas ciudades que le quedaban por visitar se encontró con un grupo de jóvenes que animadamente iban comentando sobre una fiesta a la que estaban invitados.
Tal vez, y recordando que fueron unos jóvenes también  los que con sus comentarios le decidieron a emprender la hasta entonces infructuosa búsqueda, o quizá por una compulsiva intuición se dirigió a ellos preguntándoles por aquel gran maestro, el más sublime, el mejor, sin duda el primero.
Casi no podía creerlo cuando uno de ellos pregunto a su vez a un compañero:
-¿No recuerdas que hace mucho tiempo también vino uno preguntando por ese supuesto maestro?
-Sí, y creo que se refiere a Kabir... he oído rumores al respecto.
-Pues si es a él al que buscas -añadió un tercero- estás de suerte pues vamos a una fiesta a la que sabemos que él también está invitado. Si quieres acompáñanos y te lo mostraremos.
¿Cómo? ¿A una fiesta? -pensó- ¿Como puede ser esto... un gran maestro en una fiesta? Seguro que hay un mal entendido... Pero gracias a que yo he hecho yoga, zen, conozco el budismo, el sintoísmo... lo veo bien claro ¿cómo va a ir a una fiesta un maestro?  Pero, ya que he llegado hasta aquí, veamos quien es este tal Kabir.
Cuando llegaron a la lujosa mansión en la que se celebraba la fiesta se encontró con lo que a sus ojos le pareció poco menos que una orgía palaciega.
Ahora sí que ya no tenía ninguna duda de que allí no encontraría maestro alguno... porque, el que había hecho zen, yoga, sufismo, etc., etc... ¿Cómo podía caer en semejante error? Por cierto, ¿dónde estaba el tal Kabir?
Cuando preguntó por él uno de los jóvenes se disculpó:
- ¡Ah! si, perdona,...espera a ver... ¡Sí! ¿Ves aquel joven que está apoyado en aquella columna?...  Si, aquella junto a la ventana...
-¿Cómo? ¿Aquel que está besándose con aquella chica? 
Pero ¿cómo podía alguien creer que el tal Kabir fuera un maestro? Afortunadamente, él que había hecho zen, yoga, meditado, etc., etc... Tenía sus ideas bien claras respecto a lo que debía ser un maestro. Y por supuesto, el tal Kabir,...¿en una fiesta de una lujosa mansión y besándose con aquella mujer? ¡Ni por aproximación!
Era evidente que aquellos jóvenes no comprendían el significado de la palabra “maestro” y que no habían comprendido, por lo que nuevamente preguntó tratando de ser más preciso:
A ver, ¿no sabríais de alguien que... no sé,...  que se haya ido a vivir retirado, que haya dejado todo...?
-Bueno, -interrumpió uno de ellos- ahora que lo dices... recuerdo que mi padre una vez me comentó que siendo aún joven, un amigo suyo se había ido a vivir solo en lo más alto de aquella montaña... Si, aquella que se ve al fondo, por esta ventana. Parece ser que era medio místico o algo parecido...
¡Al fin! -exclamó- ¡Este es el que busco!
Y con una apresurada despedida inició la marcha hacia aquella montaña.
Después de una difícil y fatigosa ascensión alcanzó la cumbre y, súbitamente  se encontró frente a la presencia de un anciano que, mayestáticamente sentado en una perfecta posición del loto ante la entrada de una pequeña gruta, estaba sumido en profunda meditación.
Con una profunda sensación de sobrecogimiento, respetuosamente se sentó procurando no perturbarle, en actitud de reverente espera a pesar de su impaciencia que, iba en aumento a medida que transcurría el tiempo...
Pero, al fin, aquel anciano al que mil surcos en su rostro y una larga y blanca barba le conferían un aspecto solemne y venerable, lentamente abrió los ojos. 
 No pudiendo contener más su impaciencia, empezó a narrarle al anciano las incidencias de su larga búsqueda. De cómo gracias a que él había practicado tantas disciplinas, estudiado diversas filosofías había podido adquirir los conocimientos precisos para comprender que si había algún gran maestro, el más grande, el primero sin duda era él ya que tanta era su plenitud que ello le permitía liberarse de la dependencia del mundo y sus miserias y grandezas...
Mientras se prodigaba en elogios a la maestría del anciano, este iba adquiriendo una expresión cada vez más triste y apesadumbrada, y cuando ya unas lágrimas se bifurcaban entre   los infinitos y profundos surcos que el tiempo había cincelado en su rostro, con voz grave que reflejaba un gran pesar le interrumpió:
“No hijo, no soy yo el gran maestro, y ni mucho menos el más grande, el primero; sino que, el más grande, el más sabio, es este joven que viste en aquella fiesta.
Sí, porque yo aún debo apartarme la sociedad y del mundo, huir de él para tratar de encontrar la paz en mi. En cambio este joven y gran maestro si puede estar en el mundo sin que el mundo esté en él, esta es la suprema maestría.”
Se cuenta que aquél inquieto buscador fue visto bajando de aquella montaña   dando saltos y aspavientos y con grandes risotadas.
Algunos dicen que era la risa histérica y desenfrenada de aquel que ha perdido la razón...
Más, otros afirman que esta era la risa espontánea, desinhibida, arrolladora y visceral de aquél que por fin ha comprendido...

Antonio Coll


domingo, 17 de abril de 2016

Sentirse bien no es lo importante



Nos encontramos inmersos en una cultura que nos dice constantemente que lo importante es sentirse bien, sentir alegría, gratitud, entusiasmo, autoestima, etc.
Que sentir tristeza, bronca, miedo, vergüenza, etc. (complementarias con las anteriores), está mal, es incorrecto, perjudicial y antisocial.
Sin embargo el mundo emocional no está por encima de las leyes Universales del Tao.
Por tanto, solo habrá de experimentar alegría verdadera, aquel que se haya permitido experimentar verdadera tristeza, ya que ambas emociones se encuentran conectadas por un mismo hilo conductor.
Por otra parte, quien busque alejarse de sus emociones "negativas" solo conseguirá darles mayor poder.
Toda emoción que es reprimida crece alimentándose de esa misma energía utilizada para reprimirla.
El Taichi nos enseña que la virtud (Te) surge espontáneamente cuando logramos sincronizar nuestros movimientos con los ritmos y movimientos de la naturaleza.
Las corrientes emocionales “placenteras” y “displacenteras” que nos atraviesan cotidianamente, se rigen por un movimiento que tiende naturalmente al equilibrio.
Si pretendemos descubrir, comprender y sincronizar dicho movimiento será indispensable entonces albergar la emocionalidad como una totalidad, con plena aceptación, sin preferencias y sin juicios.




sábado, 16 de abril de 2016

El agua y el hielo

Lagos y ríos se congelan en invierno y el agua puede llegar a ser tan sólida que las personas, los animales y los carros van y vienen sobre su superficie.
Al acercarse la primavera, la tierra se calienta y las aguas se deshielan. 
¿Qué queda entonces de todo ese hielo sólido?
El agua es suave y fluida, el hielo duro y agudo. 
No podemos decir que son idénticos, pero tampoco son diferentes…
El hielo sólo es agua congelada, y el agua sólo es hielo derretido.
Lo mismo ocurre con nuestras percepciones del mundo exterior. 
Estar apegado a la realidad de los fenómenos, atormentado por la atracción y el rechazo, y obsesionado por las ocho preocupaciones mundanas es lo que hace que la mente se congele. 
Derretid el hielo de vuestros conceptos para que pueda fluir el agua líquida de la percepción libre.

Dilgo Khyentse Rinpoché

 Traducción de Juan Angel

Aunque la Tortuga tenga una larga vida

龜雖壽
“     
龟虽寿,犹有竟蛇乘终为土灰。老,志在千里。烈士暮年,壮心不已。盈之期,不但在天。养怡之福,可得永年。幸甚至哉,歌以咏志

Aunque la tortuga bendecida con poderes mágicos tenga una vida larga, sus días tienen un periodo asignado
Aunque las serpientes aladas paseen en la alta niebla, al final se convierten en polvo y cenizas.
Un antiguo caballo de guerra puede ser estabulado, sin embargo, todavía añora a galopar mil lis.
Y un hombre de noble corazón aunque de avanzada edad nunca abandona sus orgullosas aspiraciones.
El Período de la vida del hombre, sea largo o corto, no depende solo del Cielo;
El que come bien y se mantiene alegre puede vivir a una edad muy avanzada.
Y pues con alegría en mi corazón, yo tarareo esta canción.
(Traducción)

Uno de los poemas más celebrados de Cao Cao, escrito en los últimos años de su vida,
‘Aunque la tortuga tiene una larga vida’ (龜雖壽)



viernes, 15 de abril de 2016

Cuando creemos que lo sabemos todo.

Cuando creemos que lo sabemos todo, no nos queda lugar para aprender nada más.
Pero si sabemos que no sabemos nada, tenemos espacio para aprenderlo todo.
Abrid la mano -dijo Merlin al Caballero.
El Caballero así lo hizo.
-¿Qué tenéis en la mano? -Nada- Contestó el Caballero.
-Cierto, Caballero -dijo el mago.
Luego, se agachó rápidamente, tomó varias flores silvestres y se las puso al Caballero en la palma de la mano:
-¿Qué tenéis ahora?
-Flores- contesto el Caballero.
Merlín sonrío:
-Cierto Caballero.
Parecía disfrutar repitiendo la frase:
-Ahora tenéis algo. Cerrad la mano con las flores.
El Caballero lo hizo y Merlín le dijo:
-En el momento en que cerráis la mano solo podéis tener flores en ella. Cerrando la mano o la mente, no dejáis espacio a nada nuevo que llegue.
Ahora abrid la mano le ordenó Merlín...
El Caballero lo hizo y las flores cayeron al suelo.
-Ahora no tenéis nada en la mano y, sin embargo, estáis dispuesto aceptar todo. Cuando dejáis marchar de vuestra mente pensamientos y sentimientos, volvéis a un estado de vacío en el que todo es posible.
-¿Y eso qué prueba? Preguntó el Caballero.
De repente el Caballero pareció asustado.
Los ojos de Merlín centelleaban:
-Acabáis de encontrar la respuesta a vuestra pregunta, ¿verdad?
El Caballero asintió lentamente:
-Si sé que no tengo algo, no tengo que poseerlo, y si no poseo nada, puedo tenerlo todo.
En seguida otro pensamiento sacudió al Caballero:
-Saber que no poseo nada significa no tener nada que defender... y saber que no sé nada, significa que no tengo que demostrar nada. ¿Estoy en lo cierto?
Su respuesta llegó en forma de una enorme cantidad de niebla levantándose del bosque.
El sol brilló intensa y claramente en el sendero que el Caballero tenía frente a él.
-Acabáis de disipar la ilusión del ego negativo que os dice que debéis saberlo todo. Al renunciar al él, habéis encontrado la verdadera humildad -dijo Merlín."


lunes, 11 de abril de 2016

El Jade

Tse Yang dice a Krong Tse:
¿Me atreveré a preguntaros porqué el sabio estima el jade y desprecia la piedra houen?
¿Será porque el jade es raro y la piedra houen muy común?
Krong Tse respondió:
Si el jade es muy estimado es porque, desde los tiempos  antiguos, el sabio compara la virtud con al jade.
Para el sabio, la pulidez y el brillo del jade representan la virtud total.
Su compacidad perfecta y su extrema dureza representan la inteligencia y el aplomo.
 Sus ángulos, que no cortan, aunque parecen cortantes, representan la justicia.
El sonido puro y prolongado que produce, cuando se lo golpea, representa la música.
Su color, sea cual fuere representa la lealtad.
Sus defectos interiores, que transparecen siempre, recuerdan la sinceridad.
Su esplendor irisado representa al Cielo.
Su admirable sustancia, extraída de las montañas y de las aguas, representa a la Tierra.
Tallado en kouy o en tchang, para servir solo, sin ningún ornamento representa la virtud.
El precio que todo el mundo le atribuye representa la verdad.
En apoyo de estas comparaciones, el Libro de los Versos dice:
"Cuando pienso en el Sabio, su mérito me parece semejante al jade".
He aquí porqué el sabio estima el jade.

Judith Gautier
"El libro de Jade"



viernes, 8 de abril de 2016

Un guerrero es un ser íntegro



Un Guerrero es un ser humano que vive en este mundo, con los pies enraizados en la tierra y los ojos hacia el Altísimo.
Porque es una mujer o un hombre en todo el sentido de la palabra, es un ser íntegro.
Desarrolla todas sus potencialidades hasta el límite.
Encarna lo sutil y lo concreto por igual y se pasea por ambos dominios con soltura.
Por ello, un Guerrero es el combatiente más fiero, pero a la vez el amante más tierno.
Y en el fragor de la batalla el Guerrero no olvida la compasión.
Y en la ternura del sexo, el Guerrero no olvida su animalidad.
Así realiza la unidad y permanece entero, reconcentrado y a la vez pleno. 


Lucas Estrella Schultz


lunes, 4 de abril de 2016

Águila


No estar dormido


El discípulo le pregunta a su Maestro:

-Maestro, ¿Hay algo que yo pueda hacer para llegar a la iluminación?

-Tan poco, como lo que puedas hacer para que amanezca por las mañanas.

-Entonces, ¿Para qué valen los ejercicios que tú mismo recomiendas?


-Para estar seguro que no estarás dormido cuando el sol comience a salir.

sábado, 2 de abril de 2016

Flexibilidad



Flexibilidad es la adaptación que se posee de adaptarse a una nueva situación.