viernes, 26 de diciembre de 2014

Li Ching-Yuen, longevidad taoista




Li Ching-Yuen nació en 1678 (año 17º de Ching Kang) en Chyi Jiang Hsien, provincia de Szechuan. Experto en hierbas y en chi kung, vivió en el monte la mayor parte de su vida. Murió en 1928, a los 250 años de edad. Eso es lo que nos cuenta el general Yang Sen, que lo conoció en 1927 y le hizo una foto. También escribió un informe sobre él, titulado “Relato objetivo del hombre afortunado que llegó a 250 años de edad”.

Aunque el general no era estúpido y escribía en serio, podemos creernos o no que Li Ching-Yuen viviera 250 años. ¿Quién sabe? En cualquier caso, es seguro que fue un viejo sabio taoísta y, cuando el general le pidió consejos para vivir más y mejor, le dio tres:

1. Evitar los extremos emotivos, que agotan nuestra energía e impiden el funcionamiento armonioso de los órganos.

2. No apresurarse: todo lleva su tiempo.

3. Practicar ejercicios físicos y de respiración (chi kung) cada día.

lunes, 22 de diciembre de 2014

El círculo en el cuadrado


El símbolo del círculo con el cuadrado de las monedas chinas, tiene un significado muy específico para el practicante de Tai Chi. representa la suavidad que envuelve a la firmeza o dicho de otro modo más poético, son los brazos del maestro de Tai Chi Chuan, que con la práctica y el paso de los años, llegan a sentirse como "barras de acero envueltas en algodón".



Cuando seas dueño de tí mismo


Es necesario que tu caminar sea firme, estable, preciso y seguro.
Cuando seas dueño de tí mismo, te volverás uno con todas las situaciones y serás tan ilimitado como el espacio.
Sólo alcanzarás la paz cuando tu lucidez sea profunda, abierta e inmutable en cualquier circunstancia.

sábado, 20 de diciembre de 2014

El sutra del corazón cantando


lunes, 15 de diciembre de 2014

Si Quieres Fundirte En El Instante





Si quieres acariciar el viento, aprende nuestro arte. 


Si quieres ser como el agua, practica Tai-Chi. 


La vida está hecha de momentos, si deseas detener el tiempo, practica nuestros movimientos. 


Este instante está preñado de ayer y de mañana, no hace falta que hagas un viaje en el tiempo, no hace falta que recuerdes o sueñes, que vayas adelante o atrás. 


Si quieres fundirte en el Instante, medita en el aquí y ahora, porque este momento está lleno de eternidad.



Del tai-chi al tao

viernes, 5 de diciembre de 2014

Vamos a echar un trago!


Lang Zhou, de nombre taoísta Luo Shaowei durante un tiempo permaneció en el templo Ziyan en la montaña Mao. Allí también se alojaba un académico denominado Ding. Aparte de su falta de interés en la búsqueda de un puesto en la administración, Ding no destacaba en general de la mayoría por sus actos o palabras. Ding había permanecido en el templo durante varios años y el prior siempre ha sido cortés con él.

Una noche, en medio del invierno, Ding estaba sentado junto con varios monjes alrededor de la estufa charlando. Todos estuvieron de acuerdo, en una noche fría como ésta nada les podría alegrar más que poder disfrutar de algo de cordero y vino. A todos se les hacía la boca agua. Ding dijo: "Eso no es tan difícil." Pero atrapado en la cima de la montaña por la nieve ¿dónde podría uno encontrar tales manjares ? Todos Los monjes pensaban que estaba bromeando . Pero Ding ya se había levantado y partido.

A medianoche el estudioso regresó totalmente cubierto de nieve, en sus manos había una gran jarra de vino de plata y un cordero guisado. "Es de la cocina de un gran chef en Zhejiang ", dijo. Sorprendidos y encantados, los monjes se rieron y aplaudieron . Ding sacó una espada larga, la arrojó en el aire y saltó desapareciendo, dejando la jarra de plata detrás de la mesa. Nadie lo ha visto desde entonces. El prior tenía miedo de cualquier posible investigación oficial derivada de estos hechos , por lo que informó voluntariamente el incidente a las autoridades locales.