jueves, 31 de julio de 2014

Escucha tu voz interior




Escucha tu voz interior

Todas las respuestas que buscas las tienes encerradas en tu limpia y pura voz interior.
                                                                                                                                             Lao Tsé

 

 

martes, 29 de julio de 2014

Tai Chi contra la artritis infantil

El maestro se paró frente al grupo y con movimientos suaves y rítmicos inició una clase en la que la imaginación permitía tocar las nubes, volar como mariposas y hasta acariciar un caballo. Los niños aprendieron entonces que estaban frente a una antigua disciplina que ahora formaría parte de su rutina diaria y serviría para aliviar los dolores en las articulaciones.

Esta es una nueva herramienta para ayudar a niños que padecen de artritis y que asisten a un campamento de verano destinado a que estos pequeños pacientes del Miami Children’s Hospital tengan una alternativa distinta y natural para manejar el padecimiento. Si bien este no tiene cura, se puede evitar su progresión.

“El Tai Chi ayuda de forma directa a quienes padecen artritis porque aumenta la flexibilidad, disminuye el dolor provocado por la enfermedad, fortalece los músculos y ayuda a enfocar la mente con el cuerpo, además alivia el dolor en las articulaciones al hacer ciertos movimientos y estiramientos y está comprobado que es una práctica beneficiosa para otras enfermedades como la fibromalgia, ansiedad, depresión y disturbios del sueño. Sirve especialmente para aliviar dolores crónicos y condiciones relacionadas con el estrés”, explica el Sen Sei Tony García, experto en esta disciplina y quien se ha vinculado a este campamento de verano del hospital infantil.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, un amplio estudio sugiere que la práctica del Tai Chi produce efectos positivos al mejorar el dolor y la discapacidad entre quienes padecen artritis.

García añade que el Tai Chi mejora además la condición física en general, la coordinación y la agilidad.

“Las personas que practican regularmente el Tai Chi tienen una mejor postura, mayor flexibilidad, amplitud de movimiento y son más alertas mentalmente”, apunta, añadiendo que por consiguiente ayuda a dormir más profundamente en la noche.




El Tai Chi se considera también como una medida preventiva y una terapia complementaria para una amplia gama de padecimientos, puesto que también es beneficioso para el sistema inmunológico y el nervioso central. La respiración profunda del Tai Chi regula el sistema respiratorio, ayudando a tratar enfermedades respiratorias como el asma, la bronquitis y el enfisema. También estimula el abdomen, lo que ayuda a una mejor digestión aliviando el estreñimiento y las enfermedades gastrointestinales.



Con este nuevo conocimiento, voluntarios como Matthew Ridge, un antiguo paciente cuya artritis se encuentra en remisión, ayuda también a dirigir a los pequeños en sus ejercicios y actividades diarias. “Ahora tengo 20 años, pero la artritis me la detectaron a los ocho, y me gusta ayudar en este campamento de verano porque aquí ellos se sienten tranquilos, no se sienten diferentes a los otros niños, pues cuando uno tiene artritis el dolor tiene otro color, tiene otro significado y afecta física y emocionalmente, por eso estas clases son tan importantes”, asegura.

Tratar de curar esos dolores o saber cómo manejarlos ha sido la tarea del fundador y auspiciador de estos campamentos de verano, el doctor Rafael Rivas Chacón, director del Centro de Reumatología del Miami Children’s Hospital, quien asegura que para los niños y jóvenes el campamento es una gran oportunidad,

“Allí no solamente socializan y se enteran de que hay más muchachos como ellos, sino que se relacionan con voluntarios que han pasado por lo mismo”, señala Rivas, explicando que la artritis es una enfermedad causada por la inflamación de las articulaciones, lo cual ocasiona dolor, inflamación, rigidez y puede llevar a pérdida de movimiento.

Según estadísticas de los organismos de salud, cerca de 294,000 niños de entre 16 a 18 años son afectados por esta condición y por otros padecimientos reumáticos.

“Es importante que los padres adviertan las señales de alerta, tales como rigidez y dolor persistente en las articulaciones de las manos, pies y rodillas, especialmente en las mañanas; cojera, fiebre alta, sarpullido, inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello y otras zonas del cuerpo”, indica Ivette Carballosa-Hernández, médico asistente del Centro de Reumatología del MCH.

Como el movimiento es algo fundamental para estos pequeños pacientes “el campamento también les ofrece nadar con delfines, nadar en la piscina y no sentirse solos con su condición, pues así comparten con otros niños iguales a ellos y aprenden a convivir con la artritis al tiempo que desarrollan habilidades para la vida”, concluye Rivas Chacón.
Para más información: Miami Children’s Hospital, (305) 663-8505 hospital . Para donacioneswww.mch.com/page /SP/286/Rheumatology/ Camp-Funrise.aspx

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/07/22/1804990_tai-chi-contra-la-artritis-infantil.html#storylink=cpy

miércoles, 23 de julio de 2014

El Sendero hacia la Iluminación (Hua Hu Ching)

  



En el centro de tu ser tienes la respuesta;

sabes quién eres y sabes qué quieres.....Lao Tsé.



El Tao Te Ching de Lao Tsé se encuentra entre los libros más traducidos y apreciados del mundo.

Singular en su lucidez, venerado por encima de las fronteras culturales por su sabiduría intemporal, entre los occidentales se cree que fue el único libro de Lao Tsé.
Pocos saben que en un libro llamado el Hua Hu Ching se recopiló una serie de sus enseñanzas orales sobre el logro de la iluminación.
Las enseñanzas del Hua Hu Ching poseen una enorme autoridad y una gran importancia, por ser literalmente para los seres humanos ordinarios un mapa de carreteras del territorio de lo divino.

Como era tal vez de prever, el libro fue prohibido en una época de luchas políticas en China y se ordenó que todos los ejemplares fueran quemados.

Si no hubiera sido por la tradición taoísta de transmitir oralmente las sagradas escrituras de maestro a alumno, se hubiera perdido para siempre.

Estoy permanentemente agradecido al Maestro Ni Hua Ching por compartir su traducción de estas enseñanzas con el mundo occidental, tras su salida de China en 1976.


Este trabajo está basado ampliamente en sus enseñanzas.
                                                                                                                     Brian Walker
                                                               Textos extraídos del libro

Hua Hu Ching,

Lao Tsé.

 

domingo, 20 de julio de 2014

Deja de aprender y acabarán tus problemas.




¿Hay alguna diferencia entre sí y no?
¿Entre bueno y malo?
¿He de tener miedo a lo que temen los demás?
¡Qué disparate!

Los demás tienen más de lo que necesitan,
pero yo soy el único que no tiene nada.

Los demás son inteligentes y brillantes,
pero yo soy el único que es torpe y débil.

Los demás son agudos y listos,
pero yo soy el único que es tonto y estúpido.

Oh, voy a la deriva, como las olas del mar,
sin dirección, como el viento incesante.

Todos los demás están ocupados,
pero yo soy el único que no tiene meta y estoy meditabundo.

Soy diferente.
Estoy alimentado por la Gran Madre.
LAO TSE

sábado, 5 de julio de 2014

Las Canciones de los Ocho Senderos y de los Cinco Pasos.


Las Canciones de los Ocho Senderos y de los Cinco Pasos.
Atribuidas a Tang Meng-hsien
Las Canciones de los Ocho Senderos
La Canción de Esquivar
¿Cómo podemos explicar la energía de Esquivar?
Es como agua que sustenta a una barca que se mueve.
Primero hacer sustancial el chi en el tan-tien;
Luego mantener la cabeza como si estuviera suspendida desde arriba.
El cuerpo entero tiene la fuerza de un resorte.
Abrir y cerrar deben estar claramente definidos.
Incluso si el oponente usara mil libras de fuerza;
Flotaríamos ligeramente y sin dificultad.
La Canción de Girar Hacia Atrás
¿Cómo podemos explicar la energía de Girar hacia atrás?
Atraemos al oponente hacia nosotros permitiéndole avanzar,
Al tiempo que seguimos la fuerza que nos llega de él.
Continuamos atrayéndole hasta que se extienda en exceso;
Nosotros permanecemos ligeros y cómodos, sin perder nuestra postura
vertical.
Cuando su fuerza está agotada, se quedará vacío de manera natural,
Mientras que nosotros mantenemos nuestro centro de gravedad,
Y nunca podemos ser vencidos por él.
La Canción de Presionar
¿Cómo podemos explicar la energía de Presionar?
A veces usamos los dos lados;
Para recibir una única intención.
Reuniéndolos y combinándolos en un movimiento.
Recibimos indirectamente la fuerza de la reacción.
Es como una pelota rebotando en una pared,
O como dejar caer una moneda sobre un tambor.
Donde rebota con un sonido metálico.
La Canción de Empujar
¿Cómo podemos explicar la energía de Empujar?
Cuando la aplicamos, es como agua en movimiento,
Pero dentro de su suavidad hay una gran fuerza.
Cuando la corriente es rápida, su fuerza no puede ser resistida.
Cuando llegan a los acantilados, las olas rompen sobre ellos;
Y cuando encuentran lugares bajos se sumergen profundamente.
Las olas suben y bajan;
Y cuando descubren una cavidad ciertamente penetran en ella.
La Canción de Tirar Hacia Abajo
¿Cómo podemos explicar la energía de Tirar hacia abajo?
Es como pesar algo en una romana;
Dejamos en libertad la fuerza del oponente, ya sea ésta grande o pequeña.
Después de pesarla conoceremos su ligereza o pesantez.
Con solamente cuatro onzas podremos pesar mil libras.
Si preguntásemos cuál es el principio que está detrás de esto,
Descubriríamos que es la ley de la palanca.
La Canción de Partir
¿Cómo podemos explicar la energía de Partir?
Cuando un volante gira,
Si algo es lanzado contra él será lanzado a una gran distancia.
Los remolinos de agua aparecen en las corrientes rápidas,
Y las rizadas olas son como espirales.
Si una hoja cae sobre su superficie,
Desaparece de la vista inmediatamente.
La Canción de Golpear con el Codo
¿Cómo podemos explicar la energía de golpear con el Codo?
Nuestro método debe ser calculado por los Cinco Elementos.
El Yin y el Yang se dividen arriba y abajo;
Y lo lleno y lo vacío deben ser claramente diferenciados.
El oponente no puede seguir nuestro movimiento continuo,
Y nuestro golpe repentino es aún más fuerte.
Cuando las energías han sido completamente dominadas,
Entonces las aplicaciones serán infinitas.
La Canción de Golpear con el Hombro
¿Cómo podemos explicar la energía de golpear con el Hombro?
El método se divide entre el hombro y la espalda.
La postura "Vuelo Diagonal" usa el hombro,
Pero entre los hombros está también la espalda.
Cuando de pronto se presente una oportunidad,
Entonces golpea como una mano de almirez.
Sin embargo, debemos poner cuidado en nuestro centro de gravedad,
Porque si lo perdemos ciertamente fracasaremos.
Las Canciones de los Cinco Pasos
La Canción de Avanzar
Cuando sea el momento de avanzar, avanza sin vacilación.
Si no encuentras obstáculos, continúa avanzando.
No avanzar cuando es el momento oportuno es perder una oportunidad.
Si aprovechas la oportunidad de avanzar, ciertamente serás el vencedor.
La Canción de Retroceder
Si nuestros pasos siguen los cambios de nuestro cuerpo, nuestra técnica
será perfecta.
Debemos evitar el llenarnos y resaltar el vaciarnos para que nuestro
oponente no encuentre en qué apoyarse.
No retirarse cuando es debido no es de sabios ni de valientes.
Una retirada es en realidad un avance si podemos convertirla en un
contraataque.
La Canción de Mirar a la Izquierda
A la izquierda, a la derecha, yin y yang cambian según la situación.
Esquivamos a la izquierda y golpeamos desde la derecha con pasos firmes y
seguros.
Las manos y los pies trabajan juntos y asimismo las rodillas, los codos y la
cintura.
Nuestro oponente no puede entender nuestros movimientos y no tiene
defensa contra nosotros.
La Canción de Mirar a la Derecha
Fingimos ir a la izquierda y atacamos por la derecha con pasos perfectos.
Golpeando a la izquierda y atacando a la derecha, aprovechamos las
oportunidades.
Evitamos el ataque frontal y avanzamos desde el lado, siguiendo las
condiciones cambiantes.
Izquierda y derecha, lleno y vacío, nuestra técnica debe ser perfecta.
La Canción del Equilibrio Central
Estamos centrados, estables y tranquilos como una montaña.
Nuestro chi se hunde en el tan-tien y es como si estuviéramos suspendidos
desde arriba.
Nuestro espíritu está concentrado en el interior y nuestro exterior
muestra una perfecta compostura.
Recibir y emitir energía ambos son el trabajo de un instante.
 
 


Yin Yang - GIFMANIA

miércoles, 2 de julio de 2014

Malosentendidos en Tai Chi Chuan

¿Qué estilo de taichi haces, chuan? No, hago chen, que es el más marcial

Las artes marciales chinas en general y el tai chi chuan en particular llevan décadas en España y todavía hay muchos malentendidos sobre lo que consisten, cuáles son sus objetivos, en que se diferencian de otras actividades, etc. En las siguientes líneas voy a tratar de aclarar algunos conceptos usando como guía preguntas muy habituales que me llegan y confusiones de algunos practicantes.

¿Qué es eso del taichí? ¿Es como el yoga? ¿Es un baile?

El taichí es realmente un arte marcial llamado tai chi chuan (o taijiquan) cuyo principal objetivo en su origen era ser un sistema de defensa personal basado en la no oposición y aprovechamiento de la energía del oponente. Al trabajar de forma relajada, sin un uso excesivo de energía, su práctica favorecía la mejora de la salud y aumentaba la longevidad. Estos dos aspectos, aunque no creo que fuesen los principales objetivos en sus inicios, se han convertido para la mayoría de practicantes en la meta a alcanzar haciendo que su práctica parezca en ocasiones más un baile con fines estéticos que un sistema marcial.

¿Qué estilo haces? – Hago estilo Chuan.

Chuan no es un estilo. Literalmente significa puño o “boxeo”. Es un “apellido” que se pone al final del nombre de muchos estilos de artes marciales chinos. En este caso sería “el boxeo” del tai chi. El tema es que como tendemos a la comodidad, de la misma manera que a mi me llaman Javi o Javier en vez de “Francisco Javier” (a no ser que me vayan a regañar), nos resulta más fácil reducir y decir tai chi en vez de tai chi chuan. Pero tenemos que ser conscientes de que estamos tomándonos una licencia y admitimos el error para ahorrarnos 0’2 segundos, que a lo largo de la vida, sumados, puede ser un montón.
Confundir “chuan” con un estilo, es un grave error en un practicante novel, pero tendría que estar penado con la cárcel si eres un instructor… y se dan casos. Si alguna vez te encuentras a un “profe” así, no dejes de sonreír y lentamente aléjate con disimulo.

“Yo hago estilo Chen, que es más marcial”.

Hay varias estilos de tai chi (chuan) popularmente reconocidas. Los principales son Chen, Yang, Wu, Sun, Hao. Los nombres hacen referencia a las familias que los desarrollaron. Cuando un practicante con muchos años de entrenamiento, gran profundidad de conocimientos adaptaba algo, bien uniendo conceptos de otras artes marciales que dominaba, bien centrándose en alguna particularidad que lo hacía más efectivo en un contexto diferente, daba lugar a un cambio de estilo. Así, el estilo Chen en su estructura y movimiento permite gran movilidad en diferentes direcciones; servía para “proteger la villa”, los bandidos me podían venir de cualquier lado, y varios a la vez. El estilo Yang fue cambiando porque poco a poco el contexto histórico y su práctica hizo que los enfrentamientos fueran más en un uno contra uno, con lo que tenía que maximizar las posibilidades contra un solo oponente que generalmente tenía en frente. Sun Lu Tan, creador del estilo Sun, incorporó a su práctica de taichí su experiencia en Xingyiquan y Baguazhang, otros estilos de artes marciales, cambiando la manera de practicar, …
¿Cuál es más marcial? Pues realmente, si se practican correctamente, todos lo son. Un estilo no se fundaba como se crean hoy las marcas comerciales como “Zumba fitness”. No era un par de amigos en un patio diseñando movimientos, creando un plan de márquetin y vendiendo un sistema de instructores y reciclajes. Eran personas que se jugaban el tipo a diario, entrenaban y repartían galletas para no recibirlas. Después de mucho tiempo así, se daban cuenta de que lo que hacían, no era lo mismo que habían aprendido. En función de experiencias previas, contextos, etc, se habían adaptado para ser los mejores en esas nuevas circunstancias y entonces se decía que eso, por ejemplo, ya no era Chen, era Yang. Mucha gente confunde que como el estilo Chen “da zapatazos en el suelo”, “lanza puñetazos haciendo ruiditos” y se trabaja en posturas bajas, a la fuerza tiene que ser “más marcial”. Todos los estilos se pueden trabajar igual de bien… o igual de mal. Y que ningún practicante del estilo Chen se sienta ofendido por este comentario, sólo hace referencia a que hay quien confunde lo llamativo de una técnica en concreto o un fajin (movimiento explosivo) con marcialidad…

“El tai chi es para los viejos en los parques”.

El taichí realmente es para todos. Se puede adaptar en intensidad de manera que se puede trabajar de manera intensa o suave. Una persona sin lesiones, con energía, puede enfocar su entrenamiento a mejorar sus capacidades físicas, incidir en la parte de defensa personal, trabajar patadas, puños, posiciones bajas, cambios de ritmo, trabajo de parejas. Una persona lesionada, o con un problema de salud puede centrarse en la parte de corrección postural y respiración, consiguiendo fortalecimiento a su nivel, equilibrio, coordinación, mejora de la circulación,…

“Si trabajas puñetazos y patadas ya no es taichí, es wushu (o kungfu)”.

Lo primero es que wushu es un concepto que hace referencia a “artes marciales chinas” en general, por lo tanto, tai chi chuan, es wushu. El trabajo de técnica de puños y patadas es general para todas las artes marciales. Luego tu estilo se enfocará más en unas técnicas que en otras, pero tanto por acondicionamiento físico, como para entender los elementos básicos que van a aparecer en una contienda, es interesante hacer este trabajo. Evidentemente, un entrenamiento de tai chi chuan, no es un entrenamiento de boxeo ni de taekwondo, pero lanzar piernas (adaptado a las posibilidades del practicante) siempre es un buen trabajo que mejora fuerza y flexibilidad. Si la parte marcial es el objetivo del grupo y las capacidades del practicante lo permiten, ya estás tardando si todavía no lo haces.
Creo que de un plumazo he tratado los principales “malentendidos” que existen entre los profanos en la materia. Espero así haber ayudado a aclarar un poco en que consiste “este baile para viejitos que hacemos en los parques”. Si me he dejado algo, te invito a escribir en los comentarios y compartir con nosotros, tanto aquí como en el Facebook.
¡A practicar!

Javier Arnanz
http://www.movimientoysalud.es/que-estilo-de-taichi-haces-chuan-no-hago-chen-que-es-el-mas-marcial/