jueves, 26 de enero de 2012

Superproducción de Tai Chi por Keanu Reeves

Aquí otra excitante noticia para la comunidad del Tai Chi; Keanu Reeves, la super estrella de la trilogía de ciencia ficción Matrix, debutará como director lanzando pronto la película “El hombre del Tai Chi” (Man of Tai Chi)
De acuerdo con FilmoFilia, Screen Daily y otras fuentes, Village Roadshow de Australia, China Film Group de China y Dalian Wanda Group de china serán quienes financiarán este film con un presupuesto de $ 25 millones.
Keanu Reeves, quien ha tenido un sostenido interés en las artes marciales orientales, escribió el guión para esta película. El Tai Chi es un arte marcial chino ancestral así como un arte de sanación. Man of Tai Chi, es una historia de los tiempos modernos que recuerda las clásicas películas de Kung Fu.
En una entrevista reciente de MTV, Keanu digo “Hay 18 peleas. Las cronometramos. Son aproximadamente 40 minutos de peleas”. “Quiero hacer una buena y sólida película de Kung Fu. Una buena historia, una buena trama, pero dejemos que haya un buen Kung Fu!”
Como cambio, Keanu actuará como villano en la película. Se informó que el famoso director de cine de acción y coreografo de artes marciales Yuen Woo Ping, será parte del equipo de producción. Tiger Hu Chen, uno de los miembros del equipo de Kung Fu en Matrix, también está listo para unirse al elenco.
De acuerdo a la red de la industria filmográfica, Reeves está buscando actores chinos para el elenco de Man Of Tai Chi que se rodará a principios de 2012 en Hong Kong y China continental.
Para los aficionados del Tai Chi de todo el mundo, es alentador ver que hay películas de Tai Chi de gran envergadura internacional que se vienen en los próximos años. Esperemos que, con la poderosa influencia de las superestrellas Stephen Chow, Jack Black, Anne Hathaway, Jet Li y Keanu Reeves, el pensamiento estereotipado que el Tai Chi es sólo bueno para las personas de edad pueda ser corregido.
Por Violet Li





Enseñar Tai Chi y Chi Kung


Mucho se habla de las diferentes formas, estilos, escuelas y linajes del Tai Chi y el Chi Kung, discusiones interminables y en nuestra opinión completamente inútiles que no hacen al fondo del asunto y en la que por lo tanto jamás entraremos.
Por encima de estas vanas discusiones hay otra que a nuestro modo de ver es mucho más significativa y que sí nos preocupa e interesa, es la mucho más sabia discriminación que hacen los estudiantes de Tai Chi y Chi Kung con relación a quienes les están intentando trasmitir los conocimientos de estas disciplinas.
Es aquí donde toda la preparación, diplomas, cursos, y experiencia vital adquiere o pierde todo su valor real con relación a la transmisión de los conocimientos porque nada de esto garantiza que alguien sea un buen educador.
Kalil Gibran decía “más vale poco conocimiento activo que mucho conocimiento ocioso”, de la misma forma creemos que más vale poco conocimiento bien transmitido que mucho conocimiento que no se transmite o no se comprende.
En parte esta discriminación se genera por la dificultad que tenemos los occidentales para comprender el modo de ver oriental y que hemos abordado en otro artículo.


Psicopedagogía Vivencial
A falta de un mejor término utilizamos esta frase para intentar describir lo que según nuestra experiencia es una forma eficiente de trasmitir estas disciplinas en nuestra sociedad occidental y que al menos a nosotros nos ha dado buenos resultados y tenemos en constante revisión. Intentaremos compartirla.
A modo de resumen lo que nosotros hacemos es lo siguiente, partiendo de lo conocido viajamos hacia lo desconocido, es decir partiendo del modo de ver y entender occidental, que es casi exclusivamente racional, vamos paulatinamente acercándonos a la mirada y entendimiento oriental, mucho más directa y vivencial. Nuestra meta es la vivencia directa y el enseñar sin palabras a través del silencio, pero partimos siempre de lo racional y verbal.
Es por eso que la palabra en nuestra experiencia nos sirve de guía siempre y es significativo ver como personas autodeclaradas ultraracionalistas con claras dificultades para lo vivencial, comienza poco a poco a abrirse a la posibilidad de incorporar otros conocimientos que no encajan en absoluto con los postulados y paradigmas racionales que por décadas le han sido inculcados. Ojalá alguno cuente su experiencia aquí!
En nuestra experiencia práctica hemos visto cómo la “explicación” del por qué y para qué, es determinante a la hora que los principiantes se den la oportunidad de explorar lo que para ellos es un mundo completamente desconocido.
El camino simbólico y muy real a recorrer es el que va de la cabeza al corazón, pero para poder ayudar a los demás a recorrerlo es esencial tener en cuenta las herramientas que ya posee y por eso apoyarse en su propia cabeza es fundamental.
Si al intentar mostrarle a quien se acerca a una forma de ver y sentir la vida que a priori parece contradictoria con lo que hasta ese momento ha creido no se toma en cuenta este paulatino alejamiento de lo conocido para ir introduciéndose en lo desconocido, el fracaso es seguro.
Son muchas las personas que nos manifiestan las dificultades de comprensión y la frustración que se les genera cuando un instructor decide utilizar el silencio y la práctica exlusiva como única herramienta de trasmisión, ambas son muy buenas herramientas, pero sólo pueden ser utilizadas en exclusiva en oriente, aquí no, ya que son herramientas incomprensibles para la inmensa mayoría de las personas por poco usadas y no tenerlo en cuenta vemos que es más la gente que corre que la que atrae.
Esto no quiere decir que tengamos que desdeñarlas, muy por el contrario, tenemos que integrarlas y ayudar a su comprensión e incorporación pero apoyándonos en lo ya conocido, se trata nada más y nada menos que de llevar los Principios del Tai Chi al terreno de la enseñanza, es utilizar la fuerza del otro para luego redirigirla.




por Ernesto Velázquez
Publicado en Artículos



sábado, 21 de enero de 2012

Guardar Silencio y Hablar

Nosotros los indios sabemos del silencio. No le tenemos miedo.
De hecho, para nosotros es más poderoso que las palabras…. nuestros ancianos fueron educados en las maneras del silencio, y ellos nos transmitieron ese conocimiento a nosotros.
Observa, escucha, y luego actúa, nos decían. Ésa es la manera de vivir.
Observa a los animales para ver cómo cuidan a sus crías.
Observa a los ancianos para ver cómo se comportan.
Observa al hombre blanco para ver qué quiere…
Siempre observa primero, con corazón y mente quietos, y entonces aprenderás.
Cuando hayas observado lo suficiente, entonces podrás actuar.
Con ustedes es lo contrario. Ustedes aprenden hablando.
Premian a los niños que hablan más en la escuela.
En sus fiestas todos tratan de  hablar.
En el trabajo siempre están teniendo reuniones en las que todos interrumpen a todos, y todos hablan cinco, diez o cien veces… y le llaman "resolver un problema".
Cuando están en una habitación y hay silencio, se ponen nerviosos. Tienen que llenar el espacio con sonidos.
Así que hablan impulsivamente, incluso antes de saber lo que van a decir.
A la gente blanca le gusta discutir. Ni siquiera permiten que el otro termine una frase. Para los indios esto es muy irrespetuoso e incluso muy estúpido…
Siempre interrumpen.
Si tú comienzas a hablar, yo no voy a interrumpirte. Te escucharé.
Quizás deje de escucharte si es desagradable lo que estás diciendo.
Pero no voy a interrumpirte… cuando termines, tomaré mi decisión sobre lo que dijiste, pero no te diré nada si no estoy de acuerdo, a menos que sea importante... por el contrario, simplemente me quedaré callado y me alejaré.
Me has dicho lo que necesito saber…
No hay nada más que decir.
Pero eso no es suficiente para la mayoría de la gente blanca.
La gente debería pensar en sus palabras como si fuesen semillas.
Deberían plantarlas, y luego permitirles crecer en silencio.
Nuestros ancianos nos enseñaron que la tierra siempre nos está hablando, pero que debemos guardar silencio para escucharla.
Existen muchas voces además de las nuestras. 
Muchas voces…


           Extractos del libro "Ni lobo ni perro. Por senderos olvidados con un anciano indio"
                                                                                                                                de Kent Nerburn.

viernes, 20 de enero de 2012

Era Un Venerable Maestro.

En sus ojos había un reconfortante destello de paz permanente. Sólo tenía un discípulo, al que paulatinamente iba impartiendo la enseñanza mística.
El cielo se había teñido de una hermosa tonalidad de naranja-oro, cuando el maestro se dirigió al discípulo y le ordenó:
--Querido mío, mi muy querido, acércate al cementerio y, una vez allí, con toda la fuerza de tus pulmones, comienza a gritar toda clase de halagos a los muertos.
El discípulo caminó hasta un cementerio cercano. El silencio era sobrecogedor. Quebró la apacible atmósfera del lugar gritando toda clase de elogios a los muertos. Después regresó junto a su maestro.
--¿Qué te respondieron los muertos? -preguntó el maestro.--Nada dijeron.
--En ese caso, mi muy querido amigo, vuelve al cementerio y lanza toda suerte de insultos a los muertos.
El discípulo regresó hasta el silente cementerio. 
A pleno pulmón, comenzó a soltar toda clase de improperios contra los muertos. 
Después de unos minutos, volvió junto al maestro, que le preguntó al instante:
-- ¿Qué te han respondido los muertos?
-- De nuevo nada dijeron -repuso el discípulo.
Y el maestro concluyó:
--Así debes ser tú: indiferente, como un muerto, 
a los halagos y a los insultos de los otros.

martes, 17 de enero de 2012

>>El maestro, y el niño y las estrellas de mar

 
Hace mucho tiempo, en un pequeño pueblo, a orillas de un mar grande y distante, vivía un niño.
Al niño le gustaba su pueblo. 
Todas las mañanas acostumbraba caminar por la playa.
Una mañana clara de septiembre salió a caminar más temprano que de costumbre.
Al cruzar los primeros médanos, lo vio.
Un cielo de estrellas de mar había sido arrojado a la playa.
Las había por miles. Frágiles, sedientas, abandonadas….
Y es sabida su necesidad de agua…
Y lo efímero de su existencia fuera de ella….
El niño caminó sin prisa y sin pausa…
Demasiadas estrellas para poder rescatarlas…
Demasiada pena para poder aplacarla….
Cuando alzó sus ojos, en el horizonte divisó una confusa silueta que se movía frenética.
Una y otra vez, de la orilla hasta la rompiente, y de la rompiente a la orilla….
Caminó hacia ella.
El anciano de rostro cansado, pelo blanquecino y paso ágil, arrojaba estrellas más allá de la rompiente.
Parecía incansable….
Lo dominaba una fuerza interior que conocía las respuestas…….
-¿Qué haces? –preguntó el niño.
-Arrojo estrellas al mar para que no mueran.
La mirada del niño se perdió en la playa.
-¿Para qué? Son demasiadas. Nunca podrás con todas……
El anciano maestro también perdió su mirada y rápidamente la recuperó en una estrella.
Luego, la tomó entre sus manos y la arrojó con más fuerza.
-Para ella sí tiene sentido.

lunes, 16 de enero de 2012

>> El tigre de piedra



El señor de Wei era conocido por su especial habilidad en la caza con arco.
En cierta oportunidad, después de pasar la jornada
cazando, acampó en la comarca de Liu para pasar la noche.
Entre las sombras, a la luz del fuego, percibió a poca distancia, la silueta de un soberbio tigre.
Prestamente desenvainó su arco, apuntó cuidadosamente, y disparó con su conocida fuerza y precisión.
Seguro de haber acertado, envió a sus sirvientes a recoger el cadáver.
Un rato después éstos regresaron dubitativos y con las manos vacías.
El señor de Wei, irritado, comenzó a increparlos, más ellos le pidieron que los acompañase al sitio en cuestión.
Llegado allí se sorprendió mucho al comprobar que lo que él había confundido con un tigre no era más que una enorme piedra disfrazada por las sombras de la noche y el fuego.
Pero lo que más lo llenó de perplejidad fue que la flecha se había clavado hasta la mitad en la dura roca,  cual si hubiera sido carne de verdad.
Sin poder dar crédito a sus ojos, desenvainó una flecha y la lanzó con su arco contra la roca, consiguiendo solamente que saeta rebotara violentamente.
El mismo resultado obtuvo con el resto de las treinta flechas que aún le quedaban.

                                    http://www.taichisanisidro.com.ar/pag31_cuentos.html#tigre

sábado, 7 de enero de 2012

Plegaria Celta

Que cuerpo tu cuerpo sea bendecido.
Que comprendas que tu cuerpo es fiel y hermoso amigo de tu alma.
Que tengas paz y jubilo, y descubras que tus sentidos son los umbrales sagrados. 
Que comprendas que la santidad es atenta,que mira siente, escucha y toca.
Que tus sentidos te cobijen y te lleven a casa.
Que tus sentidos te permitan siempre celebrar al Universo. El misterio y las posibilidades de tu presencia en este mundo.
Que la luz de tu alma te guíe.
Que la luz de tu alma bendiga tu trabajo con el amor y el calor de tu corazón.
Que veas la belleza de tu alma en todo lo que haces.
Que tu trabajo lleve salud y renovación a los que trabajan contigo, y a los que reciben tu trabajo.
Que tu trabajo nunca te canse.
Que te inspire renovacion y animación.
Que nunca te pierdas en ausencias sin sentido.
Que el día nunca te pese.
Que el amanecer te encuentre despierto para disfrutar el nuevo día con sueños y promesas.
Que la noche te encuentre en estado de gracia y sereno.
Que comiences la noche abrigado y protegido.
Que tu alma te contenga y te consuele.
                                                                                                    Del libro 'Pedir a Dios'